El entrenador de Boca habló en conferencia de prensa tras la caida de su equipo en el Superclásico. "Creo que en el juego tanto River como Boca nunca pudieron imponerse ante el rival, fue un partido parejo", expresó.

Luego de la derrota sufrida por 2-0 ante River en el Superclásico, Guillermo Barros Schelotto habló en conferencia de prensa y se refirió a las sensaciones que dejó el resultado.

"Ves este resultado y te desesperas, pero ves el partido con Cruzeiro y tenés esperanza. Hay que ver lo bueno y lo malo. Hay que seguir trabajando, tenemos plantel, días para mejorar y volver al camino de la victoria", expresó el Mellizo desde la sala de prensa.

El entrenador del Xeneize dio su visión acerca del desarrollo del encuentro y aseguró que no hubo un equipo que se destacó por sobre el otro más allá de los goles convertidos. "Creo que en el juego tanto River como Boca nunca pudieron imponerse ante el rival. Fue un partido parejo. Las diferencias fueron que la volea de Pity (Martínez) fue adentro y la de Benedetto, afuera. Vamos a hacer un análisis de acá al próximo entrenamiento y ver los motivos para mejorar el rendimiento individual que va de la mano con el colectivo", explicó.

Guillermo aseguró que en un pasaje del cotejo, Boca pudo haber logrado la igualdad. "Por momentos nosotros intentamos jugar y River se defendió bien. Ellos salían rápido pero sin llegarnos. En los primeros 20 minutos del segundo tiempo, Boca mereció el empate y justo apareció el disparo de Scocco. Fue mérito del rival no dejarnos tener ese desempeño a lo largo de todo el partido", argumentó.

Otro de los temas por el que fue consultado el Mellizo fue por Fernando Gago y su salida de la concentración en sábado. "De Gago no tengo nada que decir, es un futbolista más. Tengo una relación excelente con él. Se fue ayer a la mañana de la concentración, no a la noche. No tengo que decir nada más, el resto lo dijeron los periodistas", lanzó sin ahondar en el asunto.

Lejos de entrar en la polémica, el DT no se quejó del arbitraje de Mauro Vigliano pese a que durante el juego se presentaron algunas jugadas dudosas. "Lo del árbitro se terminó, no hay que buscar un culpable en la situación", aseguró.

"Siempre se aprende en el triunfo o en la derrota. Nosotros teníamos muchas esperanzas de ganar el clásico y no pudimos pero tampoco nos puede sacar de foco del partido del próximo jueves y lo que queda en la Copa", concluyó.


Fuente; Infobae