El "Muñeco" habló en conferencia de prensa y contó por qué decidió ir a ver a sus jugadores en el entretiempo del duelo ante Gremio. También se cruzó con un corresponsal local

 

Marcelo Gallardo explicó por qué decidió "romper la regla" para visitar a sus jugadores en el vestuario en el entretiempo, pese a la sanción de la Conmebol.

"Creo que es injusto porque te quitan el derecho y la libertad de trabajo. Está bien que te multen y uno como DT es responsable si el equipo sale un minuto tarde. Pero quien tiene un poquito de vestuario sabe que a veces se demora y acá no hay tolerancia, por eso te suspenden. Le cortan la libertad de trabajo a un entrenador", comenzó el descargo el "Muñeco".


Sobre los motivos que lo impulsaron a decidir ir a ver al plantel al finalizar la primera etapa y con el equipo perdiendo por 1 a 0, Gallardo agregó: "Me tomé el atrevimiento de bajar y hablar con los jugadores porque creí que ellos lo necesitaban y yo también. Tal vez incumplí una regla, porque no estaba permitido, lo reconozco y lo asumo, pero era lo que tenía que hacer. Esto lo ganaron los jugadores que son los que entran".

Al tanto de que en las finales de la Copa Libertadores tampoco podrá estar por una nueva sanción de la Conmebol, el "Muñeco" fue más allá y disparó: "No me importa estar en las finales. Está bien y hago mi descargo. Está en el reglamento, lo acepto pero no me voy a privar de estar en el vestuario con mis jugadores cuando más lo necesitaban. No me arrepiento".

"Sacame la foto bien, vení, vení…": el tenso cruce entre Gallardo y un oficial de la Conmebol en la puerta del vestuario

A la hora de analizar el encuentro que terminó con triunfo ante Gremio por 2 a 1, Gallardo destacó el "muy buen" primer tiempo frente a un equipo que "nos respetó en toda la serie". Además, apuntó que "se notó un equipo que en serio quería ganar y el otro que con su gente y de local intentaba defenderse".

También valoró la actitud del "Pity" Martínez de hacerse cargo de un penal en el momento más caliente de la serie: "No entró en el partido de la mejor forma, pero lo que significa patear un penal tan decisivo con un parate de diez minutos, hay que tener huevos, personalidad y templanza. Un penal de ese calibre no lo patea cualquiera, lo patea alguien con todas sus cualidades".

La conferencia finalizó con un tenso cruce con un periodista brasileño que le cuestionó su actitud de bajar al vestuario cuando lo tenía prohibido y de hablar por handy desde el palco. Si bien en el reglamento se advierte que está prohibido utilizar un intercomunicador, Gallardo aseguró que el reglamento se lo permitía.


Fuente; Infobae