El entrenador se abrazó con el manager en el campo de juego y le planteó un próximo desafío

La sanción que le impuso la Conmebol obligó a Marcelo Gallardo a ver la final de la Copa Libertadores desde un palco del estadio Santiago Bernabéu. Una vez consumada la consagración de River por su victoria ante Boca, el entrenador pudo bajar al campo de juego y participar de los festejos y de la premiación junto a sus colaboradores y a sus dirigidos.

Uno de los abrazos más emotivos fue el que el Muñeco se dio con Enzo Francescoli. El director técnico y el manager se fundieron en un afectuoso saludo tras alcanzar un título más en el exitoso ciclo que lideran en el Millonario.


"Ahora vamos por más". Esa fue la frase que Gallardo le dijo a Francescoli en medio de la celebración, dejando en claro que la Copa Libertadores no lo conforma, que ya piensa en el próximo desafío.

El Mundial de Clubes se avizora como el siguiente reto para el River del Muñeco. Este martes, el plantel millonario viajará hacia Emiratos Árabes para comenzar la preparación de cara al certamen que ya disputó en el 2015 y en el cual perdió la final ante el Barcelona de España. Esta vez, el equipo que se presenta como el escollo es el Real Madrid que dirige un viejo conocido: Santiago Solari.

Sin embargo, esa exigencia del DT también puede decodificarse como una certeza hacia el futuro. Hace ya un tiempo, Gallardo admitió que cada año hace un balance de la situación y revisa las condiciones para seguir en el club.

A pesar de que tiene contrato vigente hasta la finalización del mandato del presidente Rodolfo D'Onofrio (en diciembre de 2021), esta reflexión siempre genera cierta incertidumbre. Queda claro que, con el objetivo mayor ya alcanzado, la continuidad de Gallardo es un hecho.


Fuente; Infobae