En el "Nuevo Gasómetro", el "Ciclón" ganó 1 a 0 y cortó con la sequía de 15 partidos sin triunfos (12 desde la llegada de Jorge Almirón). El conjunto de Barranquilla jugó con diez por la expulsión de Gabriel Fuentes a los 29' del primer tiempo

 

San Lorenzo venció 1 a 0 a Junior de Barranquilla con gol de Román Martínez y cortó con la larga sequía de triunfos de 15 encuentros, 12 desde la asunción en la conducción técnica de Jorge Almirón. En el "Nuevo Gasómetro", el "Ciclón" sumó tres puntos vitales por la segunda fecha del Grupo F de la Copa Libertadores. El equipo colombiano jugó con diez desde los 29 del primer tiempo por la expulsión de Gabriel Fuentes.

San Lorenzo completó un regular primer tiempo. Por momentos se vio superado, sobre todo en la tenencia de la pelota, pero contó con las acciones más peligrosas a su favor. En el complemento, sacó provecho de la expulsión de un futbolista rival y golpeó en el momento justo. A partir de dicha ventaja, controló el partido y pudo aumentar de no ser por una mala definición de Nicolás Blandi y el travesaño que le negó el tanto a Héctor Fértoli.

El inicio del partido fue interesante para el "Ciclón" que volcó su ataque por el lado de Andrés Rentería, el jugador más punzante de la etapa. A los 6?, el colombiano remató cruzado y llevó peligro al arco bien custodiado por Sebastián Viera, quien terminó como la figura del conjunto visitante.

Pese a las urgencias y al murmullo que bajaba desde los cuatro costados del Nuevo Gasómetro, San Lorenzo fue paciente a la hora de generar juego e intentar incomodar a un rival que tuvo más la pelota pero que no fue efectivo en la puntada final.

A los 25?, Damián Pérez envió un centro preciso al área chica para que Rentería vuelva a contar con una posibilidad clara de gol. Sin embargo, se encontró nuevamente con el arquero uruguayo bien ubicado para tapar y enviar la pelota al córner
Junior siguió dominando, manejó la pelota con pases precisos y cortos, pero careció de profundidad, por ello casi no tuvo jugadas de peligro. Pese a la falta de lucidez de Fernando Belluschi y a los errores en los pases de Román Martínez, el "Ciclón" se las ingenió para llevar peligro al arco rival.

Al promediar la etapa, Junior se quedó con diez futbolistas por la expulsión de Gabriel Fuentes, quien al querer proteger una pelota que se iba al lateral impactó con su codo en el rostro de Damián Pérez. El árbitro paraguayo Arnaldo Samaniego no dudó y le sacó la roja directa.