Sara Carbonero acompaña al futbolista español en el hospital de Oporto y dio un mensaje alentador

 

El guardameta del Porto Iker Casillas evoluciona bien del infarto de miocardio que sufrió el miércoles y podría salir del hospital donde está ingresado el lunes, afirmó su pareja, Sara Carbonero.

"Estaremos todavía unos días, no sé exactamente, hasta el lunes o algo así creo que será", dijo la periodista a los medios españoles que la esperaban a su salida del hospital de Oporto, donde se encuentra ingresado el ex portero del Real Madrid y de la selección española.

"Vamos a estar todavía unos días, pero va todo muy bien", añadió Carbonero. A lo largo del día también está previsto que el jugador reciba la visita de sus compañeros de equipo.

"He hablado todos los días con Casillas y hoy la plantilla le hará una visita", dijo este viernes el técnico del Oporto, Sergio Conceiçao, añadiendo que "tenemos que ayudarlo en su recuperación y sabe que puede contar con todos".

Casillas sufrió un infarto agudo de miocardio cuando entrenaba con su equipo en la mañana del miércoles, siendo inmediatamente trasladado a un hospital de Oporto, donde fue intervenido.

"Casillas está bien, estable y su problema cardíaco ha sido resuelto", comunicaba poco después el Oporto en un comunicado y el propio jugador publicaba un tuit afirmando que "todo controlado por aquí".


A punto de cumplir los 38 años, el ex capitán de la selección española, con la que fue campeón del mundo en 2010 y de Europa en 2008 y 2012, había renovado recientemente su contrato con el Oporto hasta 2020, con un año más opcional, pero tras su infarto habrá que ver si Casillas puede seguir o no compitiendo.

"Si tu me dices 'a un paciente, sea Iker o no, en las condiciones de las que estamos hablando, ¿tú le aconsejarías seguir con un planteamiento profesional del deporte? yo diría que no, pero eso es una opinión personal mía", decía el cardiólogo Juan Antonio Corbalán, ex jugador de baloncesto del Real Madrid, a la radio Cadena Ser.

(Con información de AFP)