Con goles de Alessandro Florenzi y Edin Dzeko, el conjunto capitalino ganó por 2-0 y sueña con la clasificación a la Champions League. Los de Turín, que obtuvieron su octavo Scudetto consecutivo, ya tienen la cabeza en la próxima temporada para intentar ganar el torneo más codiciado de Europa

 

La Roma hizo sus deberes y se impuso ante Juventus por la 36ª fecha de la Serie A y sueña con la clasificación a la Champions League. El equipo capitalino se impuso por 2-0 y se metió en puestos de Europa League a dos fechas del final de la temporada.

El Calcio ya tenía un campeón desde hace dos semanas cuando la Vecchia Signora celebró su octavo Scudetto consecutivo; mientras que el segundo puesto también se lo aseguró el Nápoli. Sin embargo, aún restan definir los dos boletos restantes a la máxima competencia europea y los dos a la segunda en importancia.

En el comienzo del encuentro, el equipo dirigido por Massimiliano Allegri, que alineó a todos sus titulares con Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala como figuras, se msotró superior a su adversario pero no pudo capitalizar las oportunidades que creó.

A los 6 minutos de la primera parte, Juan Guillermo Cuadrado malogró una clara chance de convertir. el colombiano recibió una habilitación que lo dejó solo frente al arquero pero su definición fue imprecisa y se fue por un costado.

Minutos más tarde, quien tuvo la ocasión de poner su equipo en ventaja fue el argentino Dybala, que remató de zurda pero se encontró con la buena respuesta del arquero Antonio Mirante y a ayuda del palo para evitar la caída de su arco.

Por el otro lado, los locales apenas tuvieron una jugada de peligro: un remate de Lorenzo Pellegrini que se estrelló contra el travesaño de la Juve. Fue así que se fueron al descanso sin sacarse diferencias.

En el complemento, el duelo aún fue más trabado y ambos equipos tuvieron complicaciones para quebrar las defensas contrarias.

Fue recien a los 79 minutos que el resultado sufrió una modificación. Edin Dzeko le devolvió una pared a Alessandro Florenzi para que este la pique ante la salida de Wojciech Szczesny y así marque el primer gol de la jornada.

Cuando todo indicaba que iba a terminar en un triunfo por la mínima, apareció el bosnio Dzeko para aumentar la diferencia ya en tiempo de descuento. El delantero de 33 años recibió un pase de Cengiz Ünder, luego de un rápido contraataque, y así liquido el pleito.

Estos tres puntos fueron vitales para la Roma que así alcanzó las 62 unidades y entró en zona de Copas. Claro que deberá ganar los dos partidos que le quedan (ante Sassuolo y Parma) y esperar que Atalanta (65), Inter (63) y Milan (62) claudiquen en la lucha.

Por el otro lado, la entidad de Turín está muy ocupada en solucionar el dosier de su futuro entrenador, ya que no será Allegri. Tras ocupar el cargo durante los últimos cinco años, el técnico toscano había asegurado que seguiría en el club, pero todavía no se reunió con la Comisión Directiva y su futuro permanece es incierto.