El partido contra Vélez dejó dos futbolistas nuevos con problemas musculares. El delantero no pudo terminar el partido, mientras que el volante continuó porque el "Xeneize" ya había agotado los cambios

 

Boca sumó un punto importante frente a Vélez Sarsfield en Liniers y el jueves en la Bombonera se jugará el pase a la final de la Copa de la Superliga. Sin embargo, el 0 a 0 lo hará salir con cuidado para que el "Fortín" no le convierta, ya que los goles en condición de visitante tienen ventaja frenta a la igualdad en el global.Otro dato, no menor, del que Boca tendrá que preocuparse se dio en torno a los lesionados. Ramón Ábila pidió el cambio a poco del final e Iván Marcone terminó el partido en Liniers con molestias. Ambos se suman a Darío Benedetto, quien a último momento quedó afuera del banco, también porque arrastra problemas físicos.
A la espera del parte médico oficial, Boca sufre por la enfermería. Vale recordar que "Bebelo" Reynoso ya fue desafectado para lo que resta de la competencia del semestre por un esguince grado 2 del ligamento colateral medial de la rodilla derecha en el encuentro ante Godoy Cruz.


Fuente; infobae