El informe, firmado por uno de los especialistas que tratan al "Diez", da un minucioso detalle de los estudios que le realizaron y cuál es su estado actual

La salud de Diego Maradona continúa bajo la lupa mediática. Primero, el "Diez" decidió no continuar en Dorados de Sinaloa (club que le había ofrecido dos años de contrato) para practicarse las intervenciones pendientes en su hombro izquierdo y su rodilla derecha. Luego, surgieron las versiones que indicaban que padece "principio de Alzheimer", que fueron desmentidas por Matías Morla, apoderado del ex capitán de la selección argentina. "Los estudios médicos que se le realizaron no dieron ningún indicio en ese sentido", transmitió en un comunicado.

Según pudo averiguar Infobae, el principal problema de salud que sufre Diego y aún no tiene solución es el trastorno de ansiedad que le dificulta conciliar el sueño. "Profundamente, duerme dos horas. Después se despierta y desordena su descanso. Por ahí logra dormirse a las 2 de la tarde y a la noche no pega un ojo", explican desde su entorno. Las consecuencias de la situación, combinadas con que sabe que por unos meses no podrá trabajar en el fútbol, su pasión, le dan forma al cuadro.

En las últimas horas se filtró un documento revelador: el diagnóstico oficial de la salud de Maradona, que confirma lo publicado por Infobae. El mismo, firmado por el doctor Leopoldo Luque, matrícula N° 160583, especialista en neurocirugía, señaló que "el señor Diego Maradona se encuentra bajo tratamiento por dificultad en la conciliación y mantenimiento del sueño. El problema data de varios años de evaluación, siendo necesario realizar con frecuencia anual estudios neurológicos exhaustos, como resonancia magnética, electroencefalograma y test neurocognitivo, siendo hasta la fecha NORMALES (así, en mayúsculas). Actualmente se encuentra en mejoría sintomática".

Por prescripción médica, Diego toma un reconocido ansiolítico, pero hoy ya no le hace efecto como cuando le fue indicado. Por eso se sometió a la cura de sueño a fines de mayo. El procedimiento consiste en una inducción al descanso durante cuatro días para estudiarlo y acertar con la medicación precisa para regularle el sueño. El "Diez" recibe la medicación desde hace más de diez años, luego de su batalla contra los problemas de adicción a las drogas.
"Yo no me estoy muriendo": el descarnado testimonio de Maradona ante las versiones de que sufre Alzheimer

Regular el sueño es clave para el futuro inmediato de Maradona, dado que, una vez finalizada su rehabilitación por las operaciones pendientes, su deseo es volver a los bancos de suplentes. Ayer, Morla reveló que recibió cuatro sondeos de interesados por contar con los servicios del astro como entrenador: las selecciones de Venezuela y Bolivia (con las que ya había coqueteado antes de firmar con Dorados), un equipo del fútbol chileno (podría ser Unión La Calera, con estrechos vínculos con el empresario Christian Bragarnik, quien le abrió las puertas en Culiacán) y otro de la Major League Soccer (aunque para ello debería recibir la visa de Estados Unidos).

En el círculo íntimo de Maradona certifican que, cuando está trabajando, el cuadro de Maradona se halla más controlado, dado que tiene la vida más ordenada. La rutina encarrila su día a día, lo mantiene ocupado y feliz, gasta energías y a la noche el cansancio lo asiste a conciliar el sueño. Mientras, los especialistas que lo tratan buscan asistirlo para que pueda volver a relacionarse con su pasión: el fútbol.


Fuente: Infobae