El DT "xeneize" valoró el esfuerzo del equipo que sumó tres puntos vitales en su visita a Banfield. "Es muy fácil reclamar y exigir, pero hay que ver todo lo que están haciendo los jugadores", destacó

 

Boca no jugó bien, pero sumó tres puntos vitales ante Banfield en el Sur. El "Xeneize" ganó 1 a 0 con gol de Franco Soldano a los 20 segundos de juego y trepó a lo más alto de la tabla de posiciones de la Superliga Argentina, junto con San Lorenzo de Almagro.

"Ganamos un partido incómodo, en el medio de varias competencias simultáneas. Nos costó el partido. Pudimos marcar rápido y Banfield volvió a adoptar la postura del torneo anterior, donde nos ganó la mitad de la cancha, por eso pusimos tres volantes en el medio. En el segundo tiempo presionamos más arriba, pero nunca pudimos controlar la pelota como quisimos. El equipo estuvo firme en el fondo hasta la expulsión de Agustín (Almendra), una lástima, y terminamos más resistiendo el partido", fue el primer análisis que hizo Gustavo Alfaro.

El DT de Boca reconoció que no se jugó bien, pero también remarcó que el viaje a Quito por la Copa Libertadores hizo que mermara el rendimiento del equipo. "Banfield presionó mejor y fue más rápido que nosotros. Entiendo el esfuerzo porque estoy día a día. Ayer estábamos haciendo pelota parada y los jugadores me pedían que no podían más, porque hicimos 10 cambios, pero viajaron todos y el sacrificio lo hicieron todos. Es difícil tener la cabeza puesta cuando la tenés en distintas circunstancias. Por eso lo importante es el triunfo".


Con respecto a lo que se viene, este miércoles buscará el pase a las semifinales tras el triunfo 3 a 0 en Ecuador, Alfaro valoró que llevaran la definición a la Bombonera y con el equipo puntero. En relación al Superclásico ante River del próximo domingo en el estadio Monumental, "Lechuga" no dudó: "Lo primero tengo que hacer es clasificar con Boca a las semifinales, más allá de que después viene el clásico".

"Cualquier cosa que atente con la posibilidad o que ponga en riesgo la clasificación sería falta de madurez de mi parte. Lo más importante es el partido del miércoles ante Liga, una vez que cerremos la clasificación veremos qué es lo mejor que tenemos para el Superclásico", aseguró.

Sobre la pobre imagen que dejó el equipo en el Sur, a Alfaro no lo preocupa porque, según él mismo afirmó, estaba entre las posibilidades que se diera así el partido. "Entiendo que no fue la mejor impresión de Boca, pero sabíamos que este escenario era posible. Es muy fácil reclamar y exigir, pero hay que ver todo. Cuando vos estás en el día a día con los jugadores y ves lo que están haciendo, comprendés que a veces hay partidos que no salen como vos querés".

Por último, Gustavo Alfaro habló de la "competencia interna" entre De Rossi y Marcone, las figuras de los últimos juegos de Boca: "Compiten, pero han jugado juntos contra Aldosivi. Se está poniendo bien Daniele, vino atrás en la pretemporada y va a mostrar su jerarquía con más sustento físico".