En un encuentro muy disputado, La Pulga tuvo que recurrir a la lucha y a la fricción en su juego contra los uruguayos. También se hizo un lugar para los chiches y fue el autor del empate 2-2 final, de penal y con el tiempo cumplido

 

Lionel Messi dio algunos destellos del juego que tiene acostumbrado. En un partido muy luchado y friccionado ante Uruguay, La Pulga se las ingenió para entregar varios lujos, marcar un gol, de penal sobre la hora, y también asistir a Sergio Agüero en el primer gol argentino. Por supuesto, cuando el partido lo reclamó, se puso el overol y hasta tuvo un fuerte careo con Edinson Cavani.

Fue en el primer tiempo donde Lionel Messi se mostró más participativo. A los 14 minutos, tiró una pared con Acuña, que no tuvo un buen rendimiento y se fue reemplazado en el complemento. A los 21?, una jugada endiablada de La Pulga quien se llevó la pelota entre varias marcas, mientras que dos minutos después tiró un lujo fiel a su estilo.

A los 39?, Messi armó una jugada muy buena con Sergio Agüero y cuando recibió la pared del Kun su remate con destino de gol fue interceptado por la defensa uruguaya. A los 41?, el rosarino capitaliza un contragolpe a pura velocidad y recibe una falta violenta y desde atrás de Matías Vecino. Esto generó una fuerte discusión con Edinson Cavani, quien lo habría invitado a pelear. “Cuando quieras, cuando quieras”, fue la respuesta de Lionel. Ese tiro libre de La Pulga terminó en las manos de un Campaña muy bien ubicado. La primera etapa terminó con una gran jugada de Messi y descarga con De Paul, quien se equivoca en el último pase.


En el complemento, a los 8?, Lionel Messi volvió a amenazar el arco contrario con un tiro libre. Sin embargo, otra vez se encontró con el arquero uruguayo bien ubicado para rechazar. A los 17?, llegó el gol argentino para empatar por un buen cabezazo del Kun Agüero, tras un pase preciso de La Pulga; mientras que una de las últimas jugadas del rosarino fue tres minutos después luego de que Tagliafico le bajara un centro con la cabeza y Messi rematara forzado, muy cerca del palo izquierdo de Campaña.

Los últimos minutos del partido lo tuvo a un Lionel Messi peleando más que jugando. Los nervios se apoderaron del equipo argentino que se le complicaba abrir el cerrojo uruguayo tras el segundo gol por obra de Luis Suárez de tiro libre. Agüero avisó con el tiempo cumplido, pero Campaña sacó un cabezazo impresionante del Kun. Y ya en el descuento, una mano de Martín Cáceres le dio la posibilidad a Messi para que de penal ponga el 2-2 final.

En líneas generales, Argentina aprobó el examen de otro amistoso durísimo ante Uruguay, que aprovechó muy bien sus momentos y de contragolpe lastimó. Sin embargo, un triunfo para la selección que comanda Tabárez hubiera sido demasiado premio porque los dirigidos por Scaloni contaron con muchas más situaciones para marcar. Tras el triunfo ante Brasil del viernes pasado, la Albiceleste cierra la gira con un saldo positivo y ahora sí se mentalizará de lleno en las Eliminatorias Sudamericanas con rumbo al Mundial de Qatar 2022.

Fuente; infobae