A pesar de gozar de la cima de la Superliga, en Boca se vive un clima tenso. Las elecciones pautadas para el próximo 8 de diciembre generan un clima hostil y picante en los pasillos de la Bombonera. Palabras cruzadas, acusaciones, denuncias, manipulaciones y rosca mediática son elementos que se destacan por sobre el fútbol.

 

En el Alberto J Armando pocos hablan de sistemas tácticos, esquemas ofensivos o disposiciones defensivas. En La Boca la política calienta el ambiente interno. “A Riquelme le pagaron para que ocupe un lugar en la lista opositora”, había insinuado Daniel Angelici en su círculo íntimo y la frase cobró un revuelo nacional.

“Sería bueno que presente las pruebas y haga la denuncia correspondiente. Él es abogado y sabe que no es bueno dejar flotando esas palabras. Riquelme va a trabajar con nosotros y no recibió nada. Se dijeron muchas mentiras, son decisiones de ellos con un estilo que no comparto”, respondió Jorge Amor Ameal, en diálogo con Radio Mitre.

El líder del Frente por la Identidad Xeneize advirtió que el ex volante “es una persona a la que había que enamorarla para después comenzar a comentarle las funciones de las que se va a encargar”. “Con toda honestidad, nos resultó fácil convencerlo para que se sume a nuestro proyecto, porque él se hará cargo de todo el fútbol, incluido el femenino. Va a venir ad honorem, como todos los dirigentes”, remarcó el candidato presidencial.


Otro de las personalidades públicas que están involucradas en la nómina de Ameal es Mario Pergolini, a quien el directivo que quiere volver a ocupar el cargo que tuvo entre 2008 y 2011, considera “un gran comunicador”. “Trabajará no sólo en el desarrollo de la comunicación, sino también en el aspecto social. Tiene muchos proyectos para innovar varios aspectos del club”, aclaró.

En la entrevista telefónica también se le consultó sobre sus gustos futbolísticos y la posibilidad de buscar un entrenador más cercano a su paladar, pero el candidato presidencial optó por la cautela: “No queremos interceder, ni desestabilizar. Nuestro equipo va puntero y queremos que siga así. No podemos hablar de técnicos, managers y jugadores, porque se le generaría un problema a la gente que está trabajando ahora”.

Ayer, miles de hinchas y socios corearon el nombre de Riquelme en el triunfo ante Unión y respaldaron su participación activa en las próximas elecciones, aunque lógicamente muchos otros pueden inclinarse por las otras dos listas. El futuro de Boca se resolverá el Día de la Virgen.

Fuente; Infobae