El entrenador de River destacó la entrega de sus jugadores en la victoria ante Central Córdoba de Santiago del Estero y aseguró que "el equipo dio la cara" al quedarse con diez hombres de manera prematura. Además, habló del estado del campo de juego y palpitó el próximo duelo ante Unión

Pasó momentos de preocupación, pero al final sonrió. Marcelo Gallardo supo resolver un partido que se presentó más difícil de lo esperado para River y, finalmente, se quedó con una victoria por 2-0 ante Central Córdoba de Santiago del Estero que le permite al Millonario ser el único líder de la Superliga cuando faltan cinco fechas para el final del certamen.

La temprana expulsión de Paulo Díaz, a los 13 minutos del primer tiempo, hizo temblar los planes del Muñeco, pero el entrenador encontró la forma de reacomodar las piezas para que, de todas maneras, su equipo pueda hacer pesar su jerarquía en la cancha y así llevarse el triunfo.

"Estoy contento, realmente feliz. Era un partido complejo, hacía mucho calor y, cuando pasa eso, el partido tiene tendencia a ser de desarrollo bajo. Se nos complicó aún más cuando quedamos con diez hombres, pero fuimos equipo que entendió que había que redoblar esfuerzos, que había que seguir en el partido más allá de la inferioridad numérica. Lo que teníamos planificado se dio, pero con un desgaste enorme. Me queda felicitar a los jugadores por el esfuerzo y el tremendo partido. Eso te hace sentir orgullo. Su esfuerzo y compañerismo es una muestra más del coraje y de la valentía que tiene este equipo", analizó Gallardo en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

Aunque mencionó las altas temperaturas que se registraron a la hora que se jugó el duelo, el DT también destacó la actitud de su equipo ante la adversidad: "Fuimos un equipo muy inteligente para entender y para hacer esfuerzos parejos. Eso me demuestra que estos jugadores entienden perfectamente cuándo hay situaciones favorables y que, cuándo son desfavorables, no tenemos que volvernos locos ni perder el foco o el objetivo".


"Este partido, por todo lo que pasó, vale mucho más que tres puntos. Más allá de haber quedado en inferioridad numérica, el equipo respondió. Esto recarga energías, nos fortalece más todavía en los vínculos y en las formas de seguir jugando. Sabemos que si todos corremos y jugamos parejo, podemos perder, pero es más difícil que nos puedan ganar. Además, nos da un envión anímico que es un valor agregado", planteó.

Respecto de la expulsión de Díaz a los 13 minutos de partido, Gallardo dijo que es algo que se hablará "puertas adentro" y se explayó: "Paulo cometió un error, pero el equipo dio la cara por él. Estaba desconsolado en el vestuario y es normal, pero lo bueno es que el equipo dio la cara. Hay que rescatar ese compañerismo: cuando uno comete un error hay que fortalecer los vínculos y redoblar esfuerzos. Siempre es difícil con un hombre menos, más cuando es todo el partido y con el calor que hizo hoy. Había que tener una fuerte mentalidad para sostenerse. Encima nosotros no veníamos ganando en nuestra cancha y este partido significaba generarle presión a los que no siguen. El cimbronazo podría haber sido fuerte después de la expulsión, nos habría golpeado si no fuéramos un equipo fuerte mentalmente, que redobla esfuerzos. Merecidamente obtuvimos una victoria y la redondeamos con nuestra gente y en nuestra cancha, que era una cuenta pendiente eso de no poder ganar seguido acá".

"Este equipo no se conforma con haberle dado una de las alegrías más grandes de la historia, sino que sigue insistiendo. El hincha hoy juega también ese partido, y es un ida y vuelta permanente", recalcó el Muñeco sobre la despedida que le dio el público a sus jugadores.

Uno de los temas que más se debatió en la semana fue el estado del campo de juego del Monumental y, sobre eso, indicó: "Nos sobrepusimos a todo. La cancha no estaba bien, cinco puntos, pero ya lo sabíamos y nos habíamos preparado mentalmente. Sabíamos que íbamos a tener que jugar igual e intentar hacer lo nuestro. Hubo una serie de errores, pero hoy también sobrepasamos el estado del campo de juego".

También está latente en el Mundo River la renovación del contrato de Ignacio Scocco, quien estar tarde convirtió un gol de antología. Gallardo lo considera una pieza importante de su plantel y así lo hizo saber con su declaración: "Ya hablé con él y sabe lo que pienso, lo importante que es para nosotros. No solamente él, sino todas las renovaciones como las de Pinola, Ponzio y Enzo Pérez. Si se les dice de renovar es porque los valoro y los aprecio como jugadores y como personas. Después, es cosa de cada uno de ellos".

Finalmente, se refirió al próximo desafío de su equipo: "Vamos a enfrentar a Unión que viene de perder y que seguramente en su cancha va a querer hacerse fuerte. Así van a ser todos los partidos de acá al final. El fútbol argentino es muy parejo. Hay partido que a priori parecen más accesibles y que terminan no siéndolos. Si hacemos esfuerzos de estar bien y de jugar partidos con nuestra intención, vamos a ganar más que perder, pero no tenemos que confiarnos por enfrentar a equipos que no están peleando el campeonato".

"Todos nos quieren ganar, no hay equipo que no quiera ganarle a River hoy en día", finalizó Gallardo, a la espera del resultado de partido entre Boca y Talleres de Córdoba para saber con qué diferencia sacará en lo más alto al final de la fecha.

River venció con autoridad a Central Córdoba y dio otro paso hacia el título

La insólita expulsión de Paulo Díaz en River-Central Córdoba y la reacción de Marcelo Gallardo

El espectacular gol de Ignacio Scocco que cerró el triunfo de River ante Central Córdoba de Santiago del Estero