El entrenador de River fue internado ayer en un sanatorio de Palermo. Los médicos evalúan intervenirlo quirúrgicamente, pero él pidió esperar 24 o 48 horas más para eliminar los cálculos por vía natural

 

"Marcelo Gallardo fue internado por un cálculo renal en la clínica Los Arcos y va a pasar la noche en observación". El informe concreto del club confirmó el estado de salud del entrenador de River, que desde ayer descansa en el sanatorio de Palermo y corre riesgo de perderse el próximo compromiso de River en Santa Fe (el domingo ante Unión). En las últimas horas se conoció que los médicos evalúan operarlo porque no pudo eliminar los cálculos renales, aunque él pidió esperar 24 ó 48 horas más antes de someterse a una intervención.

Fuentes del círculo íntimo le confirmaron a Infobae que los especialistas evalúan una operación. Sin embargo, el DT pidió esperar un tiempo prudencial porque tiene la esperanza de poder liberar los cálculos a través de la orina. Los médicos analizan aguardar uno o dos días, aunque si el dolor se vuelve una molestia, lo ingresarán al quirófano para realizarle esta cirugía de menor envergadura.

"Marcelo Gallardo continuará internado en observación durante el día de hoy. Se aguarda la evolución favorable sin intervención quirúrgica", informó la institución de Núñez durante la tarde del miércoles. Actualmente está acompañado por su padre, Máximo. También pasaron por la clínica Mariano Bernao –gerente del fútbol y colaborador cercano–, Enzo Francescoli –secretario técnico– y su representante Juan Berros.

Después de lo que fue el triunfo por 2 a 0 contra Central Córdoba de Santiago del Estero el domingo pasado en el Monumental, el plantel retomó la actividad semanal con una noticia que llamó la atención y preocupó a más de uno. El fuerte malestar del Muñeco derivó en su internación luego de interrumpir las labores en el River Camp de Ezeiza.

Uno de los médicos del plantel millonario, Federico Brandt, acompañó al estratega de 44 años a Los Arcos, donde quedó en observación durante toda la noche del martes. Por el edificio situado en la Avenida Juan B. Justo se los vio a sus ayudantes Matías Biscay y Hernán Buján, quienes se encargaron de llevar tranquilidad a los dirigentes y el entorno de Gallardo, a la espera de novedades de su evolución.

En paralelo, los futbolistas riverplatenses trabajaron esta mañana en Ezeiza bajo la órbita de Biscay y Buján, a puertas cerradas. El entrenamiento tuvo vista al próximo compromiso de River en la Superliga: será este domingo, a partir de las 21:45, en el estadio 15 de abril. En principio, el contingente millonario partirá en charter hacia Santa Fe pasado el mediodía del mismo día del partido. Es una incógnita si Gallardo podrá estar presente para comandar a sus dirigidos en la defensa de la punta del campeonato.


Fuente; Infobae