Después de una semana de descanso, Leo y el resto del plantel del Barcelona pasaron por el club para realizarse los test del Covid-19. Este martes comenzarán las prácticas para el 8/8 vs. Napoli.La semanita necesaria de descanso terminó.

 

Lionel Messi aprovechó a full y junto a su familia a y a la de su amigo Luis Suárez, viajaron hasta Ibiza para relajar la cabeza y olvidar el subcampeonato de la Liga y muchas broncas. Ya más relajado, este lunes lo tuvo de vuelta en Barcelona y con un breve paso por el club.

Los jugadores pasaron por el centro de entrenamiento para realizarse el test del Covid-19 para descartar positivos. Entre ellos estuvo Leo. Según cuentan desde Barcelona fue como en la cancha: llegó a la hora señalada, realizó el trámite rápido y volvió a irse en minutos. Este martes, comenzarán nuevamente las prácticas pensando en lo que queda: la Champions League.
Para los dirigidos por Quique Setién, el regreso está marcado el 8 de agosto en el Camp Nou ante el Napoli. La vuelta de unos octavos que habían sido 1-1 en la ida en febrero y el inicio de un camino soñando con otra Orejona para Lionel. "Si queremos pelear por la Champions hay que cambiar mucho porque si no el partido con Napoli lo vamos a perder también", había dicho el 10 después de la derrota ante Osasuna.
Para el Barcelona, la vuelta será bien ajustada. Porque Antoine Griezmann se recupera de una lesión, Ousmane Dembélé y Samuel Umtiti ya están descartados, mientras que Sergio Busquets y Arturo Vidal están suspendidos para enfrentar a los italianos. Además, Martin Braithwaite no está inscripto para la Liga. Por eso, con sólo contará con 16 futbolistas disponibles, incluyendo tres del Barsa B como Ansu Fati, Riqui Puig y Ronald Araújo.
Después de un mini relax, Leo sabe que tiene que volver con todo para intentar recuperar la Champions que no gana desde 2015 y también para no terminar la temporada sin títulos, algo que no le sucede desde la campaña 2007/08.


Fuente; Diario Ole