El superclásico por la LPF tuvo repercusiones en el plantel de Boca, justo cuando se venía hablando de una posible final copera contra River.

 

Así reaccionaron al resultado del sorteo y al otro "grupo de la muerte"...Como si fuera un anticipo de lo que luego confirmó el sorteo, el superclásico ya estaba en la órbita de Boca y River. En los últimos días, de hecho, tanto Miguel Russo como Marcelo Gallardo hablaron justamente de una posible final de la Libertadores. Y así, de alguna manera, empezaron a palpitar lo que no se dio (y no se dará) en todo el 2020. Por eso, una vez confirmado el cruce por el grupo A de la Fase Campeonato, esas sensaciones se volvieron realidad. No será lo mismo que por la Copa, pero será... Y en el Xeneize, claro, ya empezaron a vivirlo.

El día a día del equipo, análisis, entrevistas. Toda la info de tu club.
Las primeras reacciones, claro, tuvieron que ver con la fecha: el calendario aprieta de por sí, pero que el superclásico sea el 3 de enero, justo unos días antes de la semifinal de Copa Libertadores (se juegan el 6 de enero), fue marcada como una complicación, siempre y cuando Boca se clasifique a esa instancia, claro está. "Tendría que haberse evaluado esa situación. Si los dos llegamos a la semi, ¿qué pasa?", dijeron en el club.

La otra repercusión, claro, tiene que ver con el grupo en general, en el que además de River, están Independiente y Huracán, por caso. "Nos va a servir para aumentar la exigencia. Y mantener la guardia alta. Ya nos tocó el grupo de la muerte en la anterior etapa y lo pudimos pasar", fue también la sensación sobre el peso de los rivales con los que se peleará el título.

Justo antes del sorteo, Cardona y Russo hablaron de la chance de jugar una final con River en la Copa. Por eso, el Súper, de alguna forma, ya estaba en la cabeza del plantel.

"Para Boca nada es fácil. Es así. Estamos acostumbrados", fue otra de las frases que también se escucharon sobre la competencia que tendrá Boca en este diciembre y enero atípico, donde se juntarán las definiciones de la Copa Diego Armando Maradona y de la Copa Libertadores. Así, hay mucho por jugar y menos por pensar.

Cardona: "Todo el mundo desearía una final con River"
Pero en definitiva, el tema es River. Y si del Súper se trata, la filosofía es un poco la que Russo marcó cuando le preguntaron sobre cómo viviría una final de Copa Libertadores. "Si se da, bienvenido sea. A futuro, nos gustaría", dijo Miguel, aunque pidió pensar primero en el choque con Inter, que se dará este miércoles a las 21.30 en la Bombonera. "Sabíamos que el superclásico se podía dar y así fue. Nos mantendrá concentrados, no nos dará la chance de relajarnos", fue otra de las respuestas.

Boca, así, se prepara para ir por todo. Para defender su condición del rey del fútbol argentino (de hecho, ya está clasificado para la Copa 2021 como Argentina 1, por haber obtenido la Superliga), pero también para no desviarse de su foco principal, de su motivación esencial, de su búsqueda tan esperada, la que persigue desde hace 13 años: la séptima Libertadores.


Fuente; Diario Ole