La modelo se desligó al decir que desconocía la propiedad por la que investigan a su ex. Si bien aseguró que nunca escuchó hablar del grupo de Lázaro Báez, sí involucró a Fabián Rossi, el ex de Iliana Calabró. Los detalles.

 

En medio de todas las investigaciones que se suceden en torno a la corrupción durante el gobierno kirchnerista, Karina Jelinek declaró ante el Tribunal Oral Penal Económico en una causa en la que se lo investiga por evasión a Leonardo Fariña, su ex marido.

Vale recordar que Fariña, en rol de arrepentido, es uno de los que vincula a Lázaro Báez con Néstor y Cristina Kirchner. En ese sentido, la modelo aseguró que “nunca” había escuchado hablar del Grupo Austral.

En esta causa, a Leo se lo investiga por evasión agravada por la compra-venta de un campo en Mendoza. Jelinek expresó que recién se enteró de la existencia de esa propiedad al año de estar casada.

Según informó Diario Show, la morocha dijo que con su marido no tenían “buena comunicación, en dos años me fue cinco veces infiel”. Además, dijo que Fariña tenía mucha relación con Fabián Rossi (el ex marido de Iliana Calabró). “Era su asistente, su mandadero”, aseguró.