"¡Me pasó de todo!", fue una de las primeras cosas que dijo Mariana Fabbiani al regresar a la conducción de su programa El diario de Mariana, por El Trece, y luego contó cómo fue el cuadro de deshidratación que la dejó internada y en reposo. Además, durante la semana que pasó su hijo Máximo estuvo enfermo y su nena, Matilda, se accidentó.

 

"Me pasó que soy madre y veníamos de tres días sin dormir porque Maxi se sentía mal, me acosté a las dos y media de la madrugada porque estuve cuidándolo y yo me desperté a las cinco sintiéndome mal", dijo en su programa y explicó que los médicos creen que tuvo algo viral, que desencadenó en un cuadro de deshidratación.


La semana pasada, tras sentirse mal, fue a una guardia y allí decidieron dejarla internada: "Sentí que me moría, no sé si alguien se deshidrató, es una sensación espantosa, lo que entró a la clínica no era yo".

Para ponerle un poco de humor a la situación, recordó su entrada al lugar: "Entré con una gorrita para que no me reconocieran y el de seguridad me dijo 'pediatría por allá' y le dije 'soy adulta'". Luego, una vez que ingresó y los doctores la pudieron ver, decidieron darle suero: "Antes de eso parecía Linda Blair, de El Exorcista".

"Tardé en reponerme, me sentía mal, quería volver a mi casa porque mi hijo también estaba mal, pero tuve que pasar la noche y volví a mi casa con reposo. Durante estos días también mi hija se cayó y se abrió la pera, le tuvieron que dar tres puntos", agregó.

Mariana definió a su semana como "intensa", pero que le sirvió para descansar: "Aunque no sé hacer reposo. El día de la internación iba a venir al programa, estaba vestida para venir, pero no me podía levantar del piso, mi cuerpo no respondía. El parar estos días me hizo pensar muchas cosas, como uno no registra el cuerpo y siempre cree que puede un poco más".

Más tarde, reflexionó: "Cuando te pasan todas las cosas juntas, que tienen solución pero uno se asusta, uno tiene que parar y valorar las cosas, cuanto valoré tener atención médica, cuántas veces hablamos acá que la gente va a un hospital púbico y tiene que esperar tantas horas para que lo atiendan. Lo que me pasó fue porque me bajaron las defensas, eso también es producto del estrés".

Paralelamente la conductora dijo que quiere engordar, pero que no puede y que muchas veces la lastima cuando le dicen que está muy flaca, ya que su tendencia es a adelgazar.

Fuente; teleshow