En una reunión muy tensa que también incluyó a los padres del empresario Juan Manuel García, las partes no llegaron a un acuerdo. Y el conflicto, crece

Este martes a las 17 se llevó a cabo la audiencia entre Andrea Estevez, quien fue acompañada por su abogada, Ana Rosenfeld, y los abuelos de su hija Hannah, además de la doctora Mariana Gallego en representación de Juan Manuel García, la ex pareja de la actriz.

Otra abogada del estudio de Gallego que representaba a los abuelos de la beba, quienes —al igual que Juan Manuel— también fueron demandados por alimentos.

Según allegados de Estévez, la audiencia fue bastante difícil y no hubo arreglo. A pesar de la confidencialidad del encuentro, Teleshow pudo acceder al pedido de la cuota mensual: sería cercana los 100 mil pesos, una cifra excesiva, de acuerdo a lo que consideran los abogados de García. Además de este monto, Andrea pide que el padre de su beba se haga cargo de la guardería, la niñera y el transporte para viajar a Miami a visitarlo.

La también conductora seguiría muy enojada porque quiere que Juan Manuel regrese a la Argentina para estar cerca de su hija. Pero el empresario no quiere. Y ella sospecha que su negativa se debe a que en los Estados Unidos recompuso su situación sentimental con otra mujer.

La actriz volvió al país a mediados del mes de agosto, contando que se había separado de García a pocas semanas de ser madre. Y argumentó que la ruptura se produjo porque él la había abandonado junto con su hija.


Desde entones, su ex pareja sol le habría pasado 4 mil pesos y 300 dólares para la manutención de Hannah. Según los dichos de Estevez, García le habría pedido que fuera ella quien "bancara" los gastos de la beba, ya que él trabajaba en Miami por el futuro de la familia en general. El tiempo pasó, y Andrea habría descubierto que, a la vez que le prometía una reconciliación, Juan Manuel tenía otra relación amorosa.

Estévez convocó a Rosenfeld para que se ocupe del tema, mientras García llamó a Mariana Gallego. Así llegaron a la mediación de ayer, que resultó muy áspera: ante los 100 mil pesos exigidos, los representantes legales del empresario y sus padres quedaron en hacer una contrapropuesta.

Surgió otra particularidad. Andrea notificó a su ex marido en su domicilio en la Argentina, aun cuando ella misma había declarado en los medios que García se encontraba en los Estados Unidos. Por eso la notificación no es válida. Y los abuelos de Hannah fueron incluidos en la demanda por alimentos.

Otra imagen de archivo: García y Andrea, embarazada de Hannah
Otra imagen de archivo: García y Andrea, embarazada de Hannah

La disputa —ya legal— está en punto muerto. Los abogados de García se comunicaran con él para ponerlo al tanto de las demandas de Estevez. Y habrá que ver qué directiva acerca el padre de Hannah, quien desde agosto no ve a su hija.

 

Fuente; Infobae

Por Rodrigo Lussich