Luego de que ella lo acusara de ejercer violencia verbal, la griega y su esposo se encontraron en la consulta médica de su bebé Salvador Uriel

 

Luego de que Vicky Xipolitakis llamara al 911 diciendo que su marido Javier Naselli estaba ejerciendo violencia verbal sobre ella, la pareja se reencontró y ahora están juntos en el departamento que comparten en Recoleta.

La griega y el empresario se vieron en el Sanatorio Otamendi, donde fueron a realizar la consulta pediátrica de su bebé Salvador Uriel, nacido el 12 de diciembre.

En la imagen que publicó Crónica Tv se los ve charlando mientras ella sostiene al pequeño y él lo acaricia, en uno de los pasillos del sanatorio. Luego, salieron juntos de la clínica, pero evitaron hablar del tema.

"El médico me felicitó porque le doy la leche. Salvador está bien, come un montón", dijo contenta con su hijo en brazos mientras su marido la seguía, en silencio, al auto.


Luego, se dirigieron al departamento donde viven en Recoleta y siguieron sin dar detalles a la prensa de la pelea que habían tenido.

"Estoy con un bebé y tengo un demente, quiero que se lo lleven. Por violencia… por violencia verbal. Porque es un loco. Quiero que se lo lleven, por favor. Gracias", había dicho Vicky en el llamado que realizó en la madrugada del martes al 911.

Enojada con la filtración del llamado a los medios, la griega dijo que prefería no hacer la denuncia: "No me arrepiento de haber llamado a la policía, pero estoy desilusionada, no los puedo llamar nunca más".


Fuente; teleshow