La conductora se puso una vez más al frente de los programas de la diva y explicó por qué se demoró su regreso al trabajo

 

Mirtha Legrand fue operada de una brida abdominal el pasado domingo 13 de mayo y, después de permanecer cinco días internada en el sanatorio Mater Dei, volvió a su casa para continuar con la recuperación. Por ese motivo, el fin de semana pasado, su hija, Marcela Tinayre, se encargó de conducir los dos programas de la diva en El Trece.

Todo parecía indicar que este fin de semana Mirtha podría volver a reincorporarse a su trabajo. Sin embargo, desde la emisora confirmaron que Tinayre se haría cargo nuevamente de los programas de su madre. Al comienzo de La Noche de Mirtha, la conductora habló de la salud de La Chiqui y adelantó que finalmente la semana que viene regresará a la televisión.

"Está regia, fantástica. Quiero aclarar que a mi madre le sacaron los puntos el jueves, por lo cual no era conveniente que esté acá en el piso. No pidamos tan rápido las cosas cuando son cuestiones de salud. No son cuestiones graves, pero son cuestiones de salud", dijo la conductora.

Le envió un saludo a su madre y adelantó: "Creo que el fin de semana que viene ella va a estar. Lo van a anunciar, por supuesto".

A pesar de haber reemplazado a su madre también el fin de semana pasado, confesó: "Les juro que es verdad: estoy más agitada que el fin de semana anterior. Mucho más. Yo dije: 'Hoy ya va a estar, yo la veo desde casa'. Y nada de eso".

La semana pasada Tinayre fue consultada sobre la repercusión de su participación en el histórico programa de su madre, y ella contestó: "Cuando me lo propusieron decidí disfrutarlo, pero a mi estilo con toda mi insolencia, libertad, información, experiencia y sensibilidad. Divertirme es mi premisa aunque sea un programa de mucho prestigio, y poner mi impronta, tratar de separar la imagen de mi mamá".

"Fue impresionante, por todos lados y de todos lados. Nunca me imaginé la repercusión que iba a tener. Gané la audiencia del sábado y del domingo en el canal", agregó, exultante de felicidad.

El fin de semana pasado Mirtha Legrand habló en diálogo telefónico con su hija en vivo mientras ella conducía su programa, y dijo: "Sospecho que el fin de semana que viene ya voy a estar en condiciones. Estoy muy bien y me encuentro perfecta. Camino en casa, veo televisión, leo, duermo y recibo alguna visita, aunque poca, porque por ahí hablamos mucho y en estos casos es mejor no hablar tanto. Un beso a los invitados, a los oyentes y a todo mi equipo. No tengo palabras para agradecer los llamados y a los que me desearon una pronta recuperación".


Fuente; telshow