Todos hablan del futbolista que se lució en Racing y que hoy juega en el Inter de Milán. Pero lo cierto es que en la transición de su contrato, el joven deportista fue novio de la panelista y ahora sale con una modelo argentina amiga de Wanda Nara que es prácticamente igual a ella

El autor del primer gol de la victoria de la Selección Argentina frente a Qatar por la Copa América -ya clasificada a cuartos de final- fue Lautaro Martínez, jugador del Inter, compañero de Mauro Icardi en esa formación italiana, y ex novio -aunque nunca fue blanqueado oficialmente- de Sol Pérez. El futbolista es el goleador de la era Scaloni con cinco goles en nueve partidos. Durante su último tiempo en Racing, antes de ser vendido a Italia, salía con la mediática pero una vez que se fue, no pudieron mantener la relación a distancia.Ahora, Lautaro Martínez está de novio con Agustina Gandolfo, una mendocina que vive en Milán y tiene, a su vez, un enorme parecido físico con la panelista de Involucrados porque también es rubia y exuberante. Además, sus publicaciones en las redes son parecidas a las que frecuenta hacer Sol que provocan polémica y levantan suspiros entre sus seguidores. No solo ambas son rubias y hermosas, también parte de su anatomía tiene gran parecido y así queda demostrado en sus innumerables imágenes.
Agustina, la actual del jugador, es amiga de Wanda Nara y comparten salidas en pareja los cuatro, ella con Martínez y Wanda con Icardi. Cercanos a la ex de Maxi López han visto a Gandolfo mirando mucho las fotos de Sol Pérez en las redes, como obsesionada con quien salía con su novio.

Sol y Lautaro salieron en 2017, cuando él recién volvía a jugar en Racing. Fue en el momento en el que el jugador se había lesionado la rodilla. La relación tuvo idas y vueltas pero fue estable, aunque silenciosa y en modo bajo perfil, hasta el verano de 2018. Durante esa temporada, Pérez trabajó en Carlos Paz y Lautaro aún estaba en Argentina, pero ya había sido vendido. Sol venía a verlo a Buenos Aires los días de descanso de la compañía en la que trabajaba, pero no todo era color de rosas: las discusiones de la pareja eran muchas, y principalmente eran por celos. A ella la vinculaban sentimentalmente con Nazareno Casero y los escándalos entre ella y el futbolista, eran mayúsculos.

La relación trató de seguir pese a la distancia y las peleas. Lautaro Martínez le pidió a Sol Pérez que lo acompañe a Italia e irse a vivir juntos en Europa, pero la rubia no quiso. Ella tenía cantidad de proyectos y una carrera en ascenso que no quiso postergar. El noviazgo siguió con él en Milán a través de llamados y videollamadas para verse, pero no prosperó. Finalmente rompieron y poco tiempo después el jugador comenzó su noviazgo con la modelo Agustina Gandolfo, tan parecida a Sol que fue mencionada como "un clon suyo" en el entorno del futbolista.


¿Desafortunada en el amor? Los novios no duran demasiado en la vida de la conductora y panelista; muchos no fueron blanqueados en su momento, como sucedió con el hoy goleador de la Selección, y otros, a pesar de conocerse, no duraron. Este año Sol salió con Rodrigo Luna Benítez, un licenciado en Administración de Empresas que se dedica a lo que más le gusta: profesor de equitación. Pero aunque por su trabajo pasa muchas horas al aire libre, fue entre penumbras que conoció a Sol. Sucedió en una disco, claro. De la Costanera porteña, para más datos geográficos. "Yo lo miraba, lo miraba, lo miraba… -recordó la ex chica del clima-. Yo fui al baño, él salió del suyo. '¡Hola!', me dice. 'Hola'". Y así comenzó todo.


"¡Hoy hizo todo mal! -reprochó Sol, al aire-. Le pedí un café, no me lo trajo. Le pedí un alfajor, ¡lo perdió!", manifestó. Pero quizás, a la par de sus descuidos también se encuentren las exigencias de su novia, quien lo obliga a asistir al gimnasio regularmente. Lo cierto es que al poco tiempo del anuncio y de mostrarlo en la tele, Sol rompió con el tal Rodrigo porque también la celaba demasiado y la perseguía hasta en el gimnasio, justo allí donde ella lo había obligado a ir. Ahora se conocen detalles de aquella relación que tuvo con el jugador de la Selección Nacional que, como en este caso, también fracasó.


Fuente; Infobae