Susana Giménez inauguró su nueva temporada de bloopers este domingo, en el marco del certamen "Pequeños Gigantes", en el que varios niños muestran sus habilidades y son evaluados por artistas como Tini Stoessel, Pablito Lescano y Santiago Del Moro.

 

En esta oportunidad, la diva presentó a una pequeña llamada Francesca Carrizo y explicó: "Baila e imita a Tita Merello". Pero se ve que, al rato, se olvidó de lo que había dicho, ya que luego de que la niña hiciera la mímica del clásico "Se dice de mí", creyó que en realidad lo había cantado "igualito" a La Morocha Argentina, según sus propias palabras.

"¡Increíble! Tini, por favor, decinos que opinás de ésto", dijo Susana dándole pie a la jurado para que hiciera su devolución.

"Estamos felices de tenerte acá esta noche. ¡Qué talento!", arrancó diciendo Tini. Y agregó: "Me hacer acordar mucho a mí, cuando yo era chiquita. Me he pasado horas y horas frente al espejo, imitando o haciendo exactamente lo que acabás de hacer vos. Me sentí demasiado reflejada e identificada. Te felicito mucho".

En ese momento, Susana no pudo contener su entusiasmo y acotó: "Pero tiene una voz increíble: yo al principio pensé que estaba doblada. ¡Cantaba en vivo!".

"No, Susana, la estaba imitando a Tita. Estaba haciendo la mímica…", se apuró a corregirla Tini, entre risas.

Enseguida, Susana se empezó a apantallar con su ayuda memoria en mano, sabiendo que había metido la pata. "No empecemos", dijo, avergonzada. Y trató, en vano, de justificar su confusión: "Yo al principio lo pensé, dije: 'Es Tita'. Pero como tenía el 'cosito' (micrófono) y tanta fuerza. Es una genialidad".

En ese momento, todo el público estalló en risas y Susana despidió a la pequeña y continuó con el programa.