En una entrevista con Susana Giménez, la actriz y cantante contó detalles del parto de su hijo Morrison, fruto de su relación con Daniel Osvaldo
Jimena Barón disfruta de un exitoso momento en su carrera musical con el lanzamiento de La Cobra, su segundo disco solista.

 

La cantante recibió el disco de Oro en el programa de Susana Giménez. Además se sentó en el living de la diva para hablar de diversos temas, como el nacimiento de su hijo y los primeros pasos que dio para convertirse en cantante.

"Sufrí mucho mi separación", dijo la actriz en referencia al distanciamiento de Daniel Osvaldo, el papá de su hijo Morrison. Luego, dio detalles de cómo fue el nacimiento del pequeño que ahora tiene cinco años: "Tuve a Momo en Italia en el baño de mi casa".

"¡¿En el baño!?, ¿cómo? Es rara para todo", le preguntó la conductora. "Porque me da pánico la anestesia, las agujas. Lo del baño fue casualidad. Fui a ver unas clínicas y todas mis amigas iban a cesárea y yo no entendía bien por qué. Me dio pánico que me abran… Y decidí tenerlo en mi casa", explicó Jimena.

"Estaba en el baño, haciendo pis. El parto fue en italiano, en inglés y en español. Estaba el papá de Momo, una partera inglesa y una italiana. Yo había pagado una pileta de parto, me salió un huevo todo. Era la idea, pero no llegué nunca, nació en un baño, en Torino", agregó.


urante la charla, explicó que desde chiquita siempre había soñado con ser cantante. Pero, comenzó a trabajar como actriz a los nueve años y fue postergando ese deseo. Cuando estaba viviendo en Italia, empezó a escribir canciones. Y recién cuando volvió a la Argentina y se separó de Osvaldo, decidió poner todas sus energías en la música.

"Cuando me separé, no necesitaba que nadie apruebe lo que yo hacía y me largué (a escribir). Vine de tocar fondo. Mi viejo falleció dos meses antes. Fue un momento en mi vida muy jodido. A veces pienso cómo hubiese sido sin Morrison, porque yo me paré y dije: 'Vamos, vamos, vamos'. Tenía un enano de un año y medio que me miraba y las mamás solas sabemos que ahí no hay opción", señaló Barón.

Luego, la actriz explicó cómo pudo reconstruir el vínculo con su padre, a quien no vio durante muchos años: "Mi viejo se fue cuando yo tenía cuatro años. Cuando tenía quince años lo fui a buscar. Me chamuyó un poquito y se tomó el palo. Después Morrison sanó muchas cosas, muchos vínculos. Cuando el enano nació, nosotros ya estábamos muy pegados. Mi viejo decía que se iba a morir joven y quería ser abuelo. Lo conoció a Momo y a los seis meses falleció".

"Con mi viejo teníamos una relación muy honesta, horriblemente honesta. Me dijo cosas que me dolieron mucho. Yo le preguntaba si me extrañaba y me decía que no. Fue muy duro, pero era un tipo complicado. Con el tiempo entendí que su abandono fue una manera de cuidarme. Él no podía estar conmigo con los asuntos que tenía en ese momento. Después, sanamos y nos unimos", finalizó Jimena.

 

Fuente; teleshow