A un año de la presentación de su último disco, Cargar la suerte, Andrés Calamaro se presentó en Montevideo con un show en el Antel Arena, donde interpretó sus nuevas canciones y también revivió sus mayores hits. En diferentes momentos, entre tema y tema, el cantante se tomó su tiempo para demostrarle su amor al pueblo uruguayo.

 

“Queridísimo Uruguay, te tengo que confesar… Hay veces que no te escribo porque no me contestás”, entonó durante un fragmento de “Clonazepán y circo”. Después de cantar “A los ojos”, se dirigió al costado del escenario para buscar un termo y un mate. Y así, con el termo bajo el brazo, realizó los movimientos de torero que lo caracterizan en sus shows.

Durante el tema “Biromes y servilletas”, la pantalla ubicada sobre el escenario mostraba varias imágenes de Montevideo, como el Mercado del Puerto y la rambla. Y antes de entonar “Tuyo siempre” le hizo un pedido a su público que, por supuesto, cumplió: “Nos vamos a poner de pie, si me ayudan. Vamos a cantar las canciones preferidas. ATR, a todo ritmo. ¡Arriba las manos!”

En medio del fervor del público, Calamaro hizo una pausa y dijo unas palabras que provocaron algunas risas entre el público: “Vamos a hacer un parate para hacer una degustación de marihuana legal. Voy a pedir, por favor, a la seguridad que por 25 segundos dejen que tiren marihuana al escenario, nosotros la probamos y hacemos una crítica”.


Así fue cómo se acercó un hombre al escenario que le entregó un cigarrillo de marihuana. Dicho y hecho, después de cantar su famoso tema “Flaca”, y mientras en la pantalla gigante rezaba la frase “gracias Uruguay”, el cantante tomó un mate y fumó marihuana sobre el escenario. Luego, sí, se despidió de su público, quien lo aplaudió un largo rato.

Calamaro se ubicó en el centro de las críticas recientemente, al realizar una polémica publicación por la crisis en Chile. El Salmón publicó un video en su cuenta en Instagram, pero no se dio cuenta de que tenía una broma de mal gusto.

En el breve clip que subió, una señora reza sobre su cama, en la intimidad de su habitación. "Gracias, Señor, por sacarme de Venezuela y traerme a Chile”, dice, y es interrumpida por el estallido de una bomba. Instantes después de la publicación, aclaró que no había escuchado el contenido del video porque su celular es “viejo”. Y le dejó un mensaje a los venezolanos: “Arriba la vinotinto. Ojalá que tengamos la vida que merecemos y más”.

Fuente: Teleshow