La modelo y panelista de "Fantino a la tarde" relató el traumático episodio que sufrió este mediodía en su casa de Villa de Mayo, en donde pasa la cuarentena junto al abogado, su madre y su bebé de un año. "Dame las joyas porque me llevo al nene", fue la amenaza de los ladrones

 

Horas después de haber sufrido un dramático robo en su casa quinta de Villa de Mayo -en la localidad de Malvinas Argentinas-, Luli Fernández contó detalles del crudo episodio que vivió este martes al mediodía. La modelo se encontraba en el hogar en el que pasa la cuarentena total junto a su marido, Cristian Cúnero Libarona, su madre y su hijo Indalecio, de un año, a quien amenazaron con "llevárselo".

Según el relato que la panelista dio en Fantino a la tarde -el ciclo de América en el que trabaja- dos personas ingresaron saltando el portón de la entrada a la quinta. Ambos tenían barbijos puestos, de manera tal que a las víctimas se les imposibilita hacer un posible reconocimiento, y también portaban armas de fuego.

Luli explicó que si bien escuchó ladrar a sus perros, no se preocupó porque ellos están acostumbrados al movimiento de cuando llega el jardinero". Hasta que vio entrar a la casa a su marido acompañado de otra persona con una pistola. "Querían que les diéramos todo. Pedían plata y joyas", aseguró e indicó que los ladrones tendrían entre 30 y 40 años.


"¿Los maltrataron?", preguntó Luis Ventura, también panelista del programa. "A mi marido un poco más porque, tratando de cuidarnos, no se resistía pero les decía 'pará, pará'", contó la modelo que estaba dentro del cuarto junto a su madre y su bebé al momento en que ocurrió todo. Indalecio estaba sobre la cama y Luli se disponía a cambiarle los pañales cuando comenzó el robo.

"(Uno de los ladrones) nos pidió que nos tiremos al piso y que no lo miremos. Yo lo tenía a Indalecio abajo mío, porque inmediatamente me puse arriba de él. Todavía estoy temblando. Imaginate cuando a una mamá la miran y le dicen 'Me voy a llevar a tu nene'. Lo único que quería era resguardar a mi hijo, porque básicamente me decían 'dame las joyas, dame los dólares, porque me llevo al nene'. Tres veces me repitieron eso".

"A mi marido le pusieron el arma en el hombro, en el cuello", agregó Luli Fernández sobre el violento robo que sufrió junto al abogado Cristian Cúneo Libarona, quien afortunadamente no terminó herido.

Horas antes, Luli Fernández había contado la noticia a través de una serie de videos que publicó en su cuenta de Instagram. "Me hicieron tirar al piso. Nos amenazaron con armas, me dijeron que se querían llevar a Indalecio", contó con la voz entrecortada y, según su relato, todavía temblando por lo que había sucedio.

Los ladrones se llevaron dinero en efectivo, y los relojes que tenían ella y su marido en la muñeca. "Eso es lo de menos", aseguró y destacó el trabajo de los efectivos policiales que se acercaron "en seguida" al lugar de los hechos.

"Me imagino que en cuarentena van a poder encontrar a dos personas que están en un auto blanco circulando por la zona. Esta gente es la peor pandemia que nos rodea a los argentinos hace muchísimos años. Ojalá los agarren", deseó y describió como "horrible" y "espantoso" el episodio que sufrió junto a su familia.

Fuente; teleshow