A pesar de tener ocho millones de seguidores, la cantante dejó de publicar contenido en sus distintos perfiles. Mientras tanto, el último fin de semana se la vio en la casa de su exHace casi dos meses que Jimena Barón decidió dejar de compartir su vida privada a través de sus redes sociales.

 

La última foto que posteó fue el 13 de julio y se trató de una imagen que se tomó en la casa de su ex Daniel Osvaldo, con quien convivió durante gran parte de la cuarentena.

El silencio de la cantante en Instagram y Twitter coincidió con la determinación de abandonar el hogar del padre de su hijo en Banfield y regresar a su departamento en Palermo. Semanas antes, ambos compartieron hasta el cansancio la rutina de sus días: los regalos que recibían, los paseos por el barrio junto a su perro, las recetas que cocinaban juntos. Ese ida y vuelta despertó los rumores de reconciliación que luego se confirmaron cuando el propio futbolista cambió su foto de perfil de WhatsApp por una romántica en la que la pareja se estaba dando un beso.

Luego de una nueva crisis, Jimena realizó un rotundo cambio y dejó de mostrarse. No cerró sus perfiles en las redes sociales -en donde acumula más de ocho millones de seguidores- pero tampoco siguió publicando contenido. Ni una foto, ni un texto, ni siquiera la publicidad de algún producto, o, incluso, el adelanto de alguna canción en la que puede estar trabajando. Semanas atrás, atinó a volver a probar Snapchat -en 2016 creó su usuario- pero posteó una selfie luciendo la remera de La Cobra y luego volvió a desaparecer.
A principios de agosto, un cronista de Paparazzi encontró a la actriz caminando por su barrio y la abordó. "Perdón, me tengo que ir...", se excusó la artista evitando hacer alguna declaración. "Estoy bien, no se preocupen. Estoy re bien. Por suerte, no tengo ningún problema familiar", agregó, mientras seguía caminando a mayor velocidad.

"¿Con Daniel cómo están?", indagó el periodista. "Nada para decir, está todo bien", respondió la actriz sin dar mayores precisiones. Y tampoco quiso hablar sobre la situación laboral del jugador de Banfield: "No tengo ni idea. No hablé. No hay ningún lío. A veces es lo que arman pero no hay ningún lío".

Un mes después, todo indicaría que la actriz está cada vez más de Mauro Caiazza, quien fuera su partenaire del Bailando 2018 y con quien estuvo en pareja hasta septiembre de 2019. Las versiones de reconciliación surgieron luego de que el propio bailarín lo dejara entrever en sus redes sociales: publicó un video en el que se lo ve caminando por la calle y es filmado por una persona que lo acompaña, cuando una vecina le grita desaforadamente: "¡Vamos, carajo, vamos!".

El bailarín miró a cámara, sorprendido, y de fondo se escuchó la risa de una mujer. Según Juariu -panelista de Bendita-, esa risa pertenecería nada más y nada menos que a Jimena Barón, y el grito sería el festejo de una fan por la supuesta reconciliación.

El video de Mauro Caiazza en el que estaría junto a Jimena Barón (Video: Instagram @maurocaiazza)
Más tarde, Caiazza posteó otro video en el que se lo ve jugando con un pequeño caracol y se permite ver la mano de una mujer. Lo curioso es que Caracol era el término que utilizaba Marcelo Tinelli cuando comenzó el romance con Barón, a modo de broma por su "lentitud" para animarse avanzar en la relación. Por otro lado, la actriz ha bromeado al respecto al llamarlo de esa forma.

En otro posteo, el bailarín compartió la imagen de una sopa, plato preferido de Jimena Barón, y que incluso le ha hecho a Daniel Osvaldo durante su convivencia. Además de las pruebas que el propio Caiazza dejó en sus redes sociales, sus vecinos de San Telmo aseguran que la cantante pasó el último fin de semana en la casa del bailarín, según informó Paparazzi. Aprovechando que Momo -su hijo de seis años- estaba en lo de su padre, Jimena disfrutó de unos días junto a su su ex, con quien estaría apostando a una segunda vuelta.

Mientras tanto, ella brilla por su ausencia en las redes e intenta mantener al resguardo su vida privada. Evita brindar entrevistas, y tampoco le interesa comunicar nada al respecto. Ahora bien, se espera que cuando lance alguna canción o se prepare para dar un show, vuelva a su actividad como tenía acostumbrados a sus seguidores.

Cabe destacar que desde que abrió su cuenta de Instagram -en junio de 2012- fue compartiendo románticas fotos con sus novios. Si bien a medida que se fue separando las fue eliminado, decidió dejar los recuerdos con dos de sus ex: Daniel Osvaldo y Juan Martín del Potro. Las fotos que subió cuando estuvo en pareja con Mauro Caiazza, por ejemplo, las borró cuando anunciaron que no estaban más juntos.


Fuente; teleshow