El cantante siguió al pie de la letra la receta de la cocinera, pero cometió un error que ella no le dejó pasarEn la edición de este jueves de Masterchef Celebrity, por Telefé, hubo una invitada más que especial que puso nerviosos a todos los competidores.

 

¿Quién? Dolli Irigoyen, una verdadera eminencia en la cocina, quién se sumó al ciclo conducido por Santiago del Moro para enseñar una receta de Carpaccio de bife de chorizo con salsa verde, que luego los participantes debieron realizar.

Lo cierto es que, una vez que los famosos terminaron sus platos, la cocinera se sumó al jurado compuesto por Donato de Santis, Germán Martitegui y Damián Betular, para degustar las preparaciones y dar su veredicto. Y eso incrementó, aún más, el estrés de los concursantes. Al punto que, mientras escuchaba lo que los especialistas tenían para decirle a Roberto Moldavsky, el Polaco cometió el error de sentarse sobre su mesa de trabajo.

"¿Puedo decir algo? Bajate de la mesada", dijo Dolli mientras señalaba al cantante con el dedo índice. Y, fiel a su vocación de maestra, siguió: "Porque nunca un cocinero se sienta arriba de la mesa dónde cocina". Entonces, sin perder un instante, el Polaco obedeció, se levantó de dónde estaba y se quedó parado con la cabeza gacha.

"Ya está, lo entendí. Pero no me subo a donde estaba cocinando, me subo en el costado que no usé", aclaró luego, consciente de que había empezado mal su jornada. Sin embargo, al momento de presentar su plato, todo cambió para el músico. Y es que, tanto el jurado oficial como la invitada, se encargaron de elogiar su carpaccio.

"¿Te sentiste cómodo con este plato?", le preguntó Dolli mientras lo probaba. "Sí, me gusta", respondió el participante. "Yo estoy muy sorprendido de que nadie haya comido carpaccio antes", le dijo luego Martitegui al Polaco. Y lo invitó a probar de su propia preparación. El cantante. obviamente, aceptó. Y, aunque no sabía cómo se comía esa carne, después de saborearla dijo que estaba "espectacular".

"Realmente estás evolucionando. Es un plato acertado. Hasta ahora, tu mejor plato", le dijo entonces De Santis. Betular, por su parte, rescató: "Sos bueno emplatando. Es buena la estética que tenés, así que andá por ahí". Cosa que el Polaco reconoció que era verdad. "Soy estético y soy detallista", explicó el participante.

Pero el momento de la verdad llegó cuando le tocó el turno de dar su devolución a la chef invitada. "Yo tengo dos rallitas para hacerte en el plato, porque está rico, está sabroso. A la palta se te fue la mano con la sal. Y faltó un poquito más de oliva. Tenés que probar, porque la untuosidad en boca a veces la da el aceite", le señaló Dolli.

Luego Martitegui, al que le había tocado una semilla de limón en su bocado, le marcó el detalle con el dedo. "Dame que la como, si querés", dijo el Polaco despertando las risas de todos. Pero, después de aclararle que eso no era lo que pretendía, el jurado concluyó: "Resumiendo, de tu primer plato a este, es un viaje a la luna".

De todas formas, los elogios no alcanzaron para que el cantante fuera elegido para salvarse de la gala de eliminación. La ganadora de la noche fue Claudia Villafañe, quien accedió al delantal blanco. Y el Polaco deberá competir en la próxima edición contra Belu Lucius, Analía Franchín, Roberto Moldavsky, El Turco García, Rocío Marengo y Nacho Sureda, para ver quién será el primero de ellos en dejar el programa.


Fuente; teleshhow