La actriz explicó el duro momento que pasó el protagonista de "Golpe al corazón" y "Dulce amor" al sufrir quemaduras en su cara, cuello y mano

 

Sebastián Estevanez sufrió un grave accidente doméstico en agosto pasado que generó una enorme preocupación. "Me explotó un bidón de alcohol en la mano", dijo el actor a Teleshow en aquella oportunidad. "Fue todo muy rápido, enseguida que explotó se me prendió fuego la cara, y también el cuello", agregó.

El episodio ocurrió cuando intentaba prender una gran fogata, pese a que la leña que estaba utilizando estaba húmeda. Ante esto, busco una alternativa que le facilitara generar fuego. "Como no agarraba, me mandé la cagada de usar alcohol...", reconoció el marido de Ivana Saccani.

A casi tres meses de este accidente, el protagonista de Camino al amor y Dulce amor se sigue recuperando. "De ánimo estaba muy bien. Estuvo acompañado por su familia. En ese momento no estaban ni los chiquitos ni Ivana. Cuando empezó a gritar ahí bajaron y le empezaron a tirar agua y sacarle la ropa... Ahora está en plena recuperación. Por suerte está sin analgésicos y haciendo curaciones constantemente", dijo su hermana, Sol Estevanez, en diálogo con Intrusos a través de una videollamada.
La actriz está viviendo en París desde hace unos meses, acompañando a su pareja, el polista Mariano Uranga. Fue allí donde recibió la llamada de Quique Estevanez para contarle este grave episodio: "Mi papá me preguntó si quería poner la cámara por si me daba impresión. Yo dije que sí. Me quedé helada (cuando lo vio a Sebastián) porque lo que hace el fuego es realmente impresionante, te come vivo".
En el programa de espectáculos de Jorge Rial, Sol explicó más detalles del terrible accidente: "En un momento él sintió que se moría. Me dijo que no sabía cómo seguir. Se estaba quemando vivo. Era un dolor tan grande que no lo podía manejar. En un momento se pudo concentrar y empezar a hacer algo... Pero sintió que se moría. Debe ser tremendo no poder apagar el fuego de tu cara y en tu propio cuerpo".

Además, señaló que no es fácil el tratamiento de recuperación que estuvo haciendo con el asesoramiento del doctor Gustavo Sampietro: "Él me contaba que había momentos muy dolorosos, donde te tenés que sacar la piel quemada, la piel muerta, para seguir generando piel... Había que rasquetearle la cara y eso le dolía mucho".
Unas semanas después del accidente, Sebastián decidió publicar una foto en Instagram para mostrar el proceso de cicatrización de las quemaduras en su rostro, cuello y mano, acompañado de un mensaje positivo: "¡Hola! ¡Por suerte estoy mucho mejor! ¡Muchas gracias por los mensajes tan lindos! Aunque sabía que estaba mal lo que estaba haciendo, nunca tomé dimensión de lo que me podía pasar. Por favor, nunca usen cosas inflamables para encender fuego, tengan mucho cuidado. ¡Besos y abrazos!".

Respecto a esta publicación, Sol opinó: "Él lo quiso contar y mostrar para ayudar y tratar de concientizar. Yo era bastante inconsciente con el fuego, no le tenés miedo hasta que te explota". Por último, aseguró: "De ánimo está bien, él es de comparar con otras cosas. Estaba contento de que se preocuparon por él, pero podría haber sido más grave, como ocurrió con la muerte de Elsa Serrano... Es trillado decirlo, pero fue una desgracia con suerte".

 

Fuente; teleshow