La conductora contó que en ese momento, acudieron a los oncólogos y clínicos del Instituto Fleming, quienes fueron los que ayudaron a detectar el tipo de cáncer.

 

"Ella al principio fue de guardia en otro instituto, que es el IADT, porque entró pensando que tenía una infección urinaria y se iba a su casa. Pero a partir de ese 23 de abril, nunca más salió de las clínicas", señaló. En esa línea, detalló: "Es un tumor que aparece, es chiquito, muy maligno y hace metástasis, pero la característica que tiene es que el cuerpo lo reabsorbe solo, por eso cuando ella se hizo la mamografía, no figuraba, no estaba más, pero ya había hecho metástasis". Una vez detectado, procedieron a realizarle la quimioterapia indicada para esos casos. "Los médicos decían que el partido era muy difícil, pero ellos tenían que intentarlo", expresó.

Por otra parte, reveló cómo fue el proceso en el que acompañó a su hermana. "La acompañé todos los días, las quimios las recibía internada en Fleming y recién el 12 de noviembre le dieron el alta porque estaba recuperada, podía hacer una quimio ambulatoria con pastillas. Tuvo un tiempo con calidad de vida dentro de la enfermedad, pero después empezó a deteriorarse y este último tiempo fue muy angustiante verla así. No tenía solución, los cuidados que le daban eran paliativos porque era una enferma terminal. La enfermedad también trajo mucho dolor, así que tuvo que también ser tratada con morfina y calmantes fuertes", describió.

Al producirse la muerte, Carolina contó que esperaba el momento en el que Natalia pasara "a otro plano". "De esa manera iba a despojarse del dolor físico. Cuando uno ama y no es egoísta, querés que la persona esté plena y no por un egoísmo propio de que se quede en la vida, querés que se despoje del cuerpo que le estaba provocando tanto daño. En cierta forma, ya hace un año que estoy haciendo el primer duelo, sabiendo que no era fácil que pueda sanar, pero siempre teniendo el deseo de que ocurra un milagro. Sabía que era muy difícil. Y ahora estamos atravesando el segundo duelo, que es el de no tenerla físicamente. Me da paz que su cuerpo ya no sufre y que su alma vuela feliz y en paz", expresó.


Por último, reveló un fuerte detalles de los últimos días de vida de su hermana. "En el último tiempo, que ella estaba muy deteriorada y muy mal, estaba consciente de todo, pero no de la enfermedad. Es muy loco, pero es así. Nos acordábamos de todas nuestras cosas de chiquitas, de adolescentes, de más grandes, pero ella no te hablaba de la enfermedad, no era consciente. Es muy fuerte, no sé en cuántos casos se da así, he hablado con otras personas que tuvieron familiares con cáncer y fueron conscientes hasta el final. Tendría que agradecerle a alguien superior o al universo que en el último momento ella era consciente de todo, de mis hijos, de mi mamá, mío, de Guillermo, de millones de anécdotas, pero no de la enfermedad. Fue muy hermoso para ella", finalizó.

Horas antes, Carolina había publicado un sentido texto en Instagram, dando a conocer la lamentable noticia, donde recibió varios comentarios en su apoyo. Uno de ellos fue el de Karina Mazzocco, quien le escribió: "Abrazo inmenso". Por su parte, Germán Paoloski le expresó: "¡Caro beso enorme para vos y tu familia!".

Natalia, además de ser modelo, también desarrolló su carrera como actriz y participó en ficciones como Herencia de amor y Dulce Amor, ambas producidas por Quique Estevanez. "Si bien yo tengo ese rótulo de ser 'la cuñada de...' o 'la hermana de...', que me ayudó muchísimo, después llega un momento en que la tienes que pilotear sola", había dicho en una oportunidad en diálogo con El Liberal.


Fuente; Infobae