El Superior Tribunal de Justicia negó el recurso solicitado por la defensa del ex presidente. El juez Moro le dio plazo hasta las 17 para entregarse a cumplir la condena de 12 años y un mes de prisión

 

El Superior Tribunal de Justicia (STJ), máxima instancia penal de Brasil, negó el nuevo habeas corpus presentado por la defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva para evitar su detención, ordenada por el juez Sérgio Moro, quien le dio hasta las 17 para presentarse a cumplir su condena a 12 años de prisión.

Voceros de prensa del ex presidente expresaron este viernes a la mañana a los medios locales que Lula (que pasó la noche en el sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en San Pablo) no irá a Curitiba voluntariamente y que iba a aguardar el resultado del pedido de habeas corpus.En la prisión de Curitiba se dispuso una "sala especial" para alojar a Lula, que cuenta con "una cama, una mesa con sillas y un baño" y está aislada del resto de detenidos.

La Policía indicó además que el fundador del Partido de los Trabajadores solo podrá recibir visitas los miércoles de sus familiares más próximos, mientras que el resto necesitará una autorización judicial.

El ex mandatario está "tranquilo" y con la seguridad de que "los justos" vencerán, dijo uno de sus asesores.

Cientos de partidarios de Lula se concentraron por la noche en las puertas del sindicato para denunciar la prisión del ex gobernante.

Lula, quien lidera con amplia ventaja todas las encuestas de intención de voto en las próximas presidenciales, atribuye su prisión a una "persecución política" que busca apartarlo de la carrera electoral de cara a los comicios del 7 de octubre.

Y reiteró que Moro se ensañó con él y que no iba a parar hasta verlo "al menos un día en la cárcel".