El presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), José Antonio Dias Toffoli, suspendió este miércoles un fallo emitido poco antes por otro juez de esa misma corte que abría la puerta a la liberación del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, que purga una pena de 12 años de cárcel por corrupción.

 

 
"Concedo la suspensión de la medida cautelar para suspender los efectos de la decisión anunciada el día de hoy", escribió Días Toffoli, poniendo fin así a un nuevo forcejeo judicial en Brasil en torno al exmandatario de izquierda (2003-2010).
 
EL FALLO FAVORABLE
 
 
Un magistrado de la corte suprema brasileña emitió el miércoles un fallo que podría liberar al expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, que purga una pena de 12 años de cárcel por corrupción, en un inesperado golpe de efecto a pocos días de la asunción del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.
 
El juez Marco Aurélio Mello, del Supremo Tribunal Federal (STF), ordenó la liberación de los presos con recursos pendientes después de haber sido condenados en segunda instancia, como es el caso del exmandatario de izquierda (2003-2010), detenido desde el 7 de abril en Curitiba (sur).
 
En el texto, obtenido por la AFP, Mello indicó que la medida tiene efecto inmediato, pero debe ser demandada por los abogados de los detenidos ante los jueces que dictaron las penas.
 
Los abogados de Lula formularon rápidamente el pedido. "Es imperioso dar inmediato cumplimiento a la decisión emanada de la Corte Suprema", afirma la solicitud del bufete de abogados Teixeira Martins.
 
La Fiscal General de la República, Raquel Dodge, interpuso un recurso contra el fallo de Mello, que podría ser atendido este mismo miércoles por el presidente del STF, Antonio Dias Toffoli.

Fuente: NA