El "califato" del grupo extremista Estado Islámico (EI) ha sido eliminado "100% por 100%" tras los combates en Baghuz, su último reducto en el este de Siria, informó hoy Sarah Huckabee Sanders, la portavoz de la Casa Blanca.

 

 
Sanders comunicó la noticia a los periodistas que acompañaban al presidente estadounidense, Donald Trump, en el avión oficial en su viaje a Florida, sin ofrecer más detalles.
 
Al tomar tierra, el propio Trump, que se había reunido durante el vuelo con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, se dirigió a los periodistas para confirmar la noticia.
 
Al igual que hizo hace dos días, el mandatario volvió a mostrar dos mapas de Siria: uno de cuando tomó posesión del cargo, en enero de 2017, en el que aparece marcado en rojo una gran parte del territorio sirio, que estaba entonces controlado por el EI, y un segundo, de hoy, en el que no se aprecia ninguna marca.
 
"Aquí está el EI, y esto es lo que tenemos ahora", dijo Trump mientras enseñaba los documentos, informó la agencia de noticias EFE.
 
El pasado miércoles, Trump realizó una presentación similar en la que se podía observar en el segundo mapa apenas un punto rojo sobre Baghuz y predijo que esa misma noche se proclamaría la victoria sobre el califato, lo que finalmente no ocurrió.
 
En un principio, la Casa Blanca informó de que la confirmación de la victoria procedía del canal Fox News, que tiene periodistas sobre el terreno, pero minutos más tarde Sanders señaló que habían recibido una llamada del Departamento de Defensa ratificando la noticia.
 
 
Sin embargo, desde el terreno el portavoz de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mustapha Bali, informó hoy que un grupo de combatientes del EI aún resiste en puntos de la localidad siria de Baghuz, pero sin dominar territorio.
 
El portavoz de las milicias kurdas apoyadas por Washington afirmó que el anuncio realizado por la Casa Blanca sobre el final del califato yihadista "no contradice" las declaraciones de las FSD.
 
"La declaración de la Casa Blanca no contradice nuestras declaraciones. También decimos que el Estado Islámico ha caído", dijo Bali a EFE, aunque puntualizó que las FSD no prevén anunciar el final del "califato" hasta dentro de un par de días, aproximadamente.
 
Sorprendentemente, Trump no recurrió a las redes sociales para difundir la buena nueva, aunque sí escribió sobre la organización extremista en su cuenta personal de Twitter.
 
"El EI emplea internet mejor que casi nadie, pero para todos aquellos susceptibles a la propaganda del EI, están siendo golpeados de mala manera a todos los niveles. No hay nada digno de admirar en ellos, siempre intentarán mostrar un halo de atroz esperanza, pero son los perdedores y apenas pueden respirar", tuiteó el comandante en jefe.
 
"Piensen en ello antes de destruir sus vidas y la de su familia", concluyó Trump.

Fuente: Télam