La expresidenta Cristina Kirchner apeló su procesamiento como jefa de una asociación ilícita ante el juez federal Claudio Bonadio y señaló que al pedir su desafuero el magistrado "agrede" a la democracia.

 

En un escrito presentado por el abogado Carlos Beraldi se indicó que el pedido de desafuero es una "agresión judicial al sistema democrático argentino".

Señaló además que la lectura del procesamiento, de más de 500 páginas es "agotadora" e "inútil" y sostuvo que el juez en su acusación es impreciso y que viola garantías constitucionales.

Según publicó el diario La Nación, la defensa de la exmandataria afirmó que el propio Bonadio escribió que "no se han constatado entregas de sumas ilegítimas a manos de la propia Fernández", en alusión a Cristina Kirchner.

Y aseguró que, con esa frase, el magistrado reconoció que no hay elementos de prueba contra la exmandataria.

Señaló que en los cuadernos del chofer Oscar Centeno no aparece la expresidenta, sólo sus domicilios de la calle Uruguay y la quinta de Olivos, pero dijo que en esos registros hay anotaciones que se comprobaron que son falsas: apuntó a fechas, y montos de dinero, según lo que dijeron los arrepentidos, a quienes el juez le dio visos de certeza.

El defensor de Cristina Kirchner señaló que los cuadernos son fotocopias escritas por un chofer "que había sido declarado insano por la Justicia" en otra causa.

Para Beraldi, la declaración de los arrepentidos no fue una decisión libre, sino que declararon a cambio de su libertad y sostuvo que muchos de ellos mintieron.

 

Destacó que el empresario Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, "insólitamente se presenta como un financista de las campañas del Frente para la Victoria".

El abogado atacó las declaraciones de los exfuncionarios Claudio Uberti y José López, así como la del financista Ernesto Clarens, y dijo que no fueron registradas en audio o video, lo que impide controlarlas, y "fulmina su validez".

Apuntó también al fiscal Carlos Stornelli, quien en un programa de televisión habría dicho que no se habían volcado por completo en el acta las expresiones de López en su indagatoria.

La defensa recordó que "en los cinematográficos" allanamientos de las casas de los Kirchner "no se halló un centavo que no hubiera sido declarado" ni ninguna bóveda.

Asimismo, el abogado cuestionó que la expresidenta no puede ser procesada por asociación ilícita porque ya está procesada por el mismo delito en otra causa por hechos ocurridos en el mismo período y por las mismas personas.

Ahora la Sala I de la Cámara Federal convocará a una audiencia a los abogados y luego resolverá la situación de la exmandataria.

Fuente: Noticias Argentinas