El Relevamiento de Expectativas de Mercado de la autoridad monetaria armado durante septiembre sigue reflejando el efecto en cuotas de la devaluación acumulada en lo que va del año

El promedio del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central indica una suba de precios de 5,9% para el noveno mes del año. Para el año, la encuesta realizada por la autoridad monetaria entre las principales consultoras privadas y analistas de bancos espera una suba de precios de 44,8%, unos 4,5 puntos porcentuales más que lo informado al BCRA el mes pasado.

La última edición del REM se comunicó en la primera semana de septiembre. En aquel momento, la encuesta realizada por la autoridad monetaria entre las principales consultoras privadas y analistas de bancos apuntaba que se esperaba una inflación mensual de septiembre de un 4%, y que de cara a fin de 2018, el aumento de precios acumulado llegaría al 40,3 por ciento.

Un mes después, esas expectativas quedaron viejas. Antes de conocerse el dato oficial, la cifra informal que manejaban los analistas para la inflación de septiembre era en el rango de entre 6% y 7%. Luego del repunte en precios de septiembre por 5,9%, el REM informa un desaceleramiento gradual, bajando a 4% en octubre, 3% en noviembre y 2,7% en diciembre.

Otro dato que quedó desactualizado es el valor del dólar esperado para final del año. Cuando antes se esperaba que para diciembre el tipo de cambio fuera $41,8; ahora los economistas consultados por el Central anticipan que el desembolso por dólar pase a ser $43 en diciembre.

La nueva proyección es influenciada por la nueva metodología de bandas cambiarias, en la cual el BCRA solo intervendrá en el mercado de cambios si el valor del dólar mayorista está por fuera de los $34 y $44. Esa banda se moverá diariamente a una tasa del 3% mensual.

Efecto núcleo

Los pronósticos de las consultoras también reflejan la expectativa privada por el final del ciclo de ajuste tarifario. En la misma línea de la inflación general, los analistas estiman que la cifra sin efecto tarifario verá una desaceleración gradual, pasando de un 3,8% en septiembre a un 2,5% en el último mes del año.

Para la economía, las consultoras ajustaron los números para reflejar el cambio generalizado en el análisis macroeconómico de cara a fin de año. La caída de 2,4% en el producto bruto mencionada en el proyecto del Presupuesto 2019 está cerca de lo informado por consultoras, que para cierre de 2018 calculan una retracción de 2,5% en la economía.


El dato refleja el análisis compartido entre el sector privado y el público por una consolidación de la recesión en la que se encuentra la economía, que se espera dure hasta marzo del año próximo. Dicho empeoramiento es visible en la comparación con el REM pasado, en el que la proyección de actividad de este año era un -1,9%; una diferencia de 0,6 puntos porcentuales.

Fuente; Infobae