"Si con esta tecnología no encontramos el ARA San Juan, será muy difícil poder hacerlo en el futuro", dijo el jefe de la Armada

En una nueva sesión de la Comisión Bicameral que investiga la tragedia del ARA San Juan, el vicealmirante José Luis Villán, recientemente confirmado como Jefe efectivo del Estado Mayor General de la Armada, respondió este martes un duro cuestionario que comenzó después de las 11 en el quinto piso del anexo del Senado de la Nación y que se prolongó durante casi tres horas.

Senadores y diputados requirieron al jefe naval sobre cuestiones que abarcan incluso decisiones tomadas por la fuerza antes de que fuera puesto al frente en forma interina. Cabe recordar que Villán no formaba parte de la estructura orgánica de la Armada al momento de la desaparición del San Juan, ni durante la implementación del programa internacional de búsqueda y rescate. Por aquellos días, el marino cumplía funciones como subjefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA y reportaba en tal carácter al Teniente General Barí del Valle Sosa, quien sigue a la fecha siendo el Jefe del organismo militar conjunto.

Dejando en claro que su responsabilidad funcional dio inicio en diciembre de 2017, el declarante se refirió a varios puntos: de quién era la responsabilidad de dar por terminado el operativo de búsqueda y rescate, por qué no se contó con tecnología similar a la actualmente utilizada por la empresa Ocean Infinity y cuál es la situación actual de los oficiales sumariados por el Almirante Srur.

Submarino ARA San Juan (Sergio Galiñanes (ObturArte))
Submarino ARA San Juan (Sergio Galiñanes (ObturArte))
En este marco, los diputados Carmona, Garré y el propio vicepresidente de la Comisión Guillermo Montenegro, hicieron hincapié en las presuntas irregularidades procesales que revistieron el proceso sumario que Srur iniciara contra los aún suspendidos Contralmirante Lopez Mazzeo y Capitán de Navío Claudio Villamide, acusados de "poner en riesgo la vida de la tropa y actitud temeraria" entre otros cargos.

Villán explicó que los sumarios promovidos oportunamente han sido declarados nulos por el auditor general de las FFAA y que se está sustanciando un nuevo sumario, lo que hace que los nombrados sigan suspendidos en forma preventiva. El auditor naval, Capitán de Navío Gustavo Piscicelli, a quien le tocara en suerte instrumentar el sumario ordenado por Srur, deberá enfrentar en breve a la comisión que lo indagará sobre supuestas violaciones administrativas a la hora de instrumentar el derecho a defensa de los oficiales desplazados.

En otro orden, la Comisión también requirió a Villán sobre las declaraciones que recientemente realizó en Caleta Olivia el suboficial Rubén Espínola. El especialista en comunicaciones navales habría asegurado en su momento que en horas de la tarde del 15 de noviembre de 2017 escuchó tres intentos de comunicación provenientes del San Juan y que había sido presionado por sus superiores para ocultar de alguna forma esta situación. Villán sostuvo que desde que está a cargo de la fuerza la orden es que todo salga a la luz. Y que nada quedará sin investigar.

Seabed Constructor. (Walter Calderon)
Seabed Constructor. (Walter Calderon)
Otro aspecto de especial interés para los legisladores guarda relación con un documento confidencial que tomó estado público y del que se desprende que el ex jefe de la Armada Marcelo Srur desestimó una ayuda especial ofrecida por la Armada Inglesa y que consistía en el envío de un vehículo submarino (AUV) similar a los que se están utilizando en el presente. En este punto, el actual jefe confirmó que el documento clasificado que circuló, sin sello y sin firma, es real y que fue encontrado durante su gestión.

En otro tramo de la sesión, Villán explicó: "En este momento estamos trabajando con la mejor tecnología del mundo, si con todo esto no lo encontramos, será muy difícil poder hacerlo en el futuro". Más adelante aclaró que, de una u otra manera, la Armada jamás dará por terminada la búsqueda y confió en que antes del término de los 60 días del proceso que contrató el Estado Nacional a la firma Ocean Infinity, habrá novedades.

Familiares de otros desaparecidos, también presentes

Sorprendentemente, el diputado Carmona (FPV Mendoza) dio curso al pedido de un grupo de familiares del malogrado pesquero "El Repunte" hundido frente a las costas de Rawson en junio de 2017. Las "mujeres del Repunte", que son patrocinadas por Lorena Arias, pidieron la intermediación del legislador para plantear una serie de inquietudes al jefe de la Armada, a partir de una iniciativa de la mencionada letrada, que patrocina además a los familiares del "San Juan. Básicamente se trataba de requerirle el cumplimiento de lo dispuesto por el Juez Federal de Rawson Gustavo Lleral, quien ordenó que la Armada efectúe una pericia naval submarina para desentrañar las causas del hundimiento.

Como se recordará, pesa sobre esta tragedia marina la sospecha de que la nave había sido reparada en forma deficiente por un taller naval de Mar del Plata y el juez atendiendo el pedido de las familias le quitó parte de la investigación a la Prefectura Naval, poniéndola en cabeza de la Armada.

En medio de un clima cordial, Villán explicó a estas familias que se está a la espera de la finalización de las reparaciones del buque científico Austral, que es el único apto para que con robots submarinos y buzos especialistas se pueda cumplir con la manda judicial.

Finalmente, la Comisión reafirmó su intención de citar en breve al ministro de Defensa Oscar Aguad y no se descarta hacer nuevamente lo propio con el ex jefe Marcelo Srur.

Por Fernando Morales