La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó que el Gobierno está "dispuesto a poner en agenda" el debate sobre un endurecimiento de las políticas para el ingreso a la Argentina de extranjeros con antecedentes penales y sostuvo que "los que quieran venir" al país "tienen que hacer un aporte".

 

"La oposición ya ha planteado que quiere poner este tema en la mesa de discusión. Lo han dicho el senador Miguel Pichetto (PJ) y otros dirigentes. Creemos que es un buen paso que los debates puedan realizarse por vía parlamentaria", manifestó la funcionaria.

Además, Bullrich aseguró que "hoy el decreto está vigente" el decreto que emitió el Gobierno en esta materia, que actualmente está judicializado, y señaló que "todo extranjero que tiene antecedentes, si tenemos las bases de datos por acuerdos con sus países, es parado en la frontera".

"Algunos son expulsados del país cuando cometen delitos, así que eso está en marcha. Hoy las fuerzas que están en la frontera no dejan entrar a muchas personas que no reúnan las condiciones adecuadas", agregó.

Durante una entrevista con La Nación, la jefa de la cartera de Seguridad precisó que los operativos para la cumbre del G20 están "total y absolutamente preparados".

En este sentido, detalló que el Gobierno está "hace un año en contacto con los países" que fueron sede de este encuentro anteriormente y que se hicieron "reuniones con todas las delegaciones y las embajadas" que van a participar este año.

 

Finalmente, Bullrich aclaró que el oficialismo no se compara "ni con (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump", ni con su par brasileño, Jair Bolsonaro.

"Nuestra estrategia de seguridad, nuestra política de inmigración y el cambio de un paradigma que antes dejaba a los ciudadanos indefensos son absolutamente previos a Bolsonaro.

Hablar de bolsonarización está absolutamente fuera de lugar", subrayó.