Trece personas fueron detenidas vinculadas al estallido de un artefacto en el cementerio de La Recoleta y a la presencia de un paquete explosivo en el domicilio del juez federal Claudio Bonadio, en hechos que el Gobierno nacional definió como "atentados" y que aseguró que se encuentran vinculados.

 

   
Así lo planteó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien calificó de "atentados" los hechos registrados en las últimas horas que, según evaluó, "tienen absoluta conexidad".
   
"El caso de la Recoleta y el juez Bonadio son dos atentados que tienen absoluta conexidad", afirmó Bullrich, al tiempo que señaló que las autoridades serán "contundentes y fuertes en el cumplimiento de la ley" contra los involucrados.
 
En declaraciones a Radio Mitre, la funcionaria explicó que la pareja detenida este miércoles en el cementerio de Recoleta y el joven de 26 años arrestado por estar acusado de arrojar un paquete con elementos explosivos en la casa de Bonadio "son personas del mismo tipo de orientación anarquista" y "todos vivían en el mismo aguantadero".
   
A esas tres detenciones se sumaron las de diez personas que fueron apresadas durante un allanamiento realizado en una vivienda tomada por militantes anarquistas.
   
Las nuevas detenciones se produjeron en una vivienda tomada por militantes anarquistas situado en en Pavón al 2300, del barrio de San Cristóbal, informaron fuentes policiales.
   
Por la explosión en Recoleta se produjo la detención de una pareja conformada por Anahí Esperanza Salcedo, de 33 años, y Hugo Alberto Rodríguez, de 38.
   
Salcedo, quien habría intentado colocar una bomba en la tumba del exjefe policial Ramón Falcón, resultó gravemente herida al producirse la explosión y se encontraba internada en estado de coma.
   
En tanto, un hombre de 26 años fue detenido este miércoles tras arrojar un paquete explosivo en la casa del juez federal Claudio Bonadio, en el barrio porteño de Belgrano.
   
El agresor fue detenido por efectivos de la Policía de la Ciudad dedicados a la custodia de la vivienda del magistrado en la calle Rómulo Naon, indicaron voceros de la investigación.
   
Por otra parte, los arrestados registrados este jueves en la vivienda usurpada son siete hombres, tres mujeres y un menor de edad, quienes en las próximas horas iban a a ser llevados ante el juez federal Julián Ercolini, que intervino en el caso.
   
En el procedimiento, que fue encabezado por el jefe de la Policía Federal, el comisario Néstor Roncaglia, se secuestraron "caños, amoladoras y pólvoras", mientras que el lugar estaba plagado de ilustraciones sobre agitación callejera y leyendas contra la Policía, además de consignas anarquistas.
 
   
Sobre el tema se expresó el presidente Mauricio Macri, quien afirmó que el gobierno actuará "con todo el peso de la ley antes estos intentos de atentados", en referencia a los episodios con artefactos explosivos registrados frente a la casa del juez federal Bonadío y en el Cementerio de la Recoleta.
   
A su vez, el jefe de la Policía Federal, el comisario Roncaglia, aseguró que esos hechos "no van a pasar como hechos comunes" para el Estado Nacional y el de la Ciudad.
   
Roncaglia señaló que se trata de hechos "graves de intimidación pública".
   
En tanto, al ser consultado sobre el episodio en su domicilio, Bonadio evitó hacer especulaciones sobre los motivos.
   
"No especulo", señaló Bonadio en breves declaraciones periodísticas, al ser consultado acerca de si vinculaba el hecho ocurrido en su casa de esta capital con alguna de las causas que tramita en su juzgado.
   
Diferente fue la posición del fiscal federal Carlos Stornelli, quien vinculó la aparición del paquete con explosivos a la causa "de los cuadernos" y no descartó que pudieran ocurrir nuevos hechos similares.
   
"Estoy un poco conmocionado por lo que está pasando. Era una bomba de un poder importante, no creo que se termine en este acto terrorista, hay mucho por investigar", manifestó Stornelli.
   
Por su parte, la gobernadora María Eugenia Vidal afirmó que "nadie va a poder generar violencia" en el país y subrayó que un "juez que busca la verdad" no puede "estar sometido a esto", al hablar sobre lo ocurrido en la vivienda de Bonadio.
   
"Ningún argentino ni menos un juez que busca la verdad tiene que estar sometido a esto", dijo Vidal, a la vez que pidió "no tener miedo frente a estas cosas".
   
En tanto, el secretario de Seguridad porteño, Marcelo Dalessandro, apuntó contra "grupos anarquistas peligrosos", dijo que los episodios no son "hechos aislados" por lo que "no descarta" que puedan otros episodios puedan ocurrir durante el desarrollo de la reunión del G20.

Fuente: NA