Rusia dijo hoy que el presidente estadounidense, Donald Trump, canceló su reunión con su par ruso, Vladimir Putin, durante el G20, por cuestiones de política interna y no por Ucrania, luego de que el ex abogado del republicano se declarara culpable de mentir al Congreso por el caso de la supuesta ayuda del Kremlin a Trump a ganar las elecciones.

 

Poco antes de aterrizar en Buenos Aires para asistir a la cumbre del G20, el presidente estadounidense canceló ayer la reunión agendada con Putin para mañana en protesta contra Rusia y en apoyo a Ucrania luego de que guardacostas rusos capturaran a tres barcos y sus tripulaciones en la zona del mar Negro el domingo pasado.

"Públicamente se ha dado esa explicación y tomamos nota de ello. Pero creo que hay que buscar las respuestas en la situación política interna de Estados Unidos, lo que fue crucial a la hora de tomar esa decisión", dijo la vocera de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, en rueda de prensa en Moscú.

"Dado el hecho de que los buques y los marineros no han sido devueltos a Ucrania por Rusia, he decidido que lo mejor para todas las partes es que cancele la reunión prevista en Argentina con el presidente Vladimir Putin", escribió Trump en su cuenta de Twitter desde el avión presidencial en el que volaba hacia esta ciudad.

Zajarova no especificó a qué cuestión de la política interna de Estados Unidos se refería.

Sin embargo, la cancelación del encuentro llegó luego de otra vuelta de tuerca en el caso conocido como Rusiagate, en el que un fiscal especial estadounidense investiga si el Kremlin se confabuló con la campaña de Trump para ayudarlo a ganar las elecciones de 2016 y si el ahora mandatario trató de obstruir la pesquisa.

Trump volvió ayer a ridiculizar la investigación, a la que califica de "caza de brujas" y acusó a su ex abogado Michael Cohen de mentiroso, luego de que el letrado se presentara espontáneamente a la Justicia y se declarara culpable de haber mentido al Congreso por el Rusiagate, que es investigado también por varias comisiones parlamentarias.

Luego de su única cumbre con Putin, en julio pasado en Helsinki, Finlandia, Trump fue acusado por legisladores demócratas de "capitulación" ante Rusia por haber dicho que creía en las afirmaciones que le hizo su par ruso de que el Kremlin no había interferido en los comicios, pese a que así lo había concluido la inteligencia estadounidense.

 

Poco antes de anunciar la cancelación de la reunión con Putin, Trump afirmó ante la prensa en la Casa Blanca que "probablemente" sí se encontraría con su homólogo ruso.

El mandatario estadounidense argumentó que este es "un muy buen momento" para reunirse con Putin, aunque dejó abierta la puerta a la posible suspensión de la cita por la polémica entre Kiev y Moscú.

El Kremlin había confirmado ayer que Putin y Trump se entrevistarían el 1 de diciembre en Buenos Aires para tratar durante dos horas temas como la lucha contra el "terrorismo" y el desarme nuclear primero en una reunión cara a cara y luego, con sus delegaciones.

El vocero de Putin desestimó la decisión de Trump de suspender la reunión.

"El presidente (Putin) tendrá entonces algunas horas extra en su programa para reuniones útiles al margen de la cumbre" del G20 en Argentina, dijo el portavoz, Dmitry Peskov.

Fuente: Télam