Centros de cuidado para dejar a los hijos mientras se trabaja, una línea de créditos bancarios con visión de género y medidas que disminuyan la brecha salarial son algunos de los pedidos principales del Woman 20 (W20) y que podrían formar parte del documento final del G20.

W20 es el grupo del G20 que trabaja por la igualdad de género, cuya presidenta, la argentina Susana Balbo, confía en que esos pedidos sean incluidos en la declaración de los jefes de Estado al final de la cumbre.

 

"Venimos trabajando junto a delegadas de varios países en un documento que tiene cuatro ejes: la inclusión laboral, financiera, digital y de la mujer rural", detalló a Télam Balbo, ex diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Mendoza.

 

La funcionaria explicó cada uno de los ejes: "En el caso de la inclusión laboral, pedimos que se implementen espacios de cuidado para poder dejar a los hijos o padres, porque en general somos las mujeres quienes nos hacemos cargo de nuestros niños y adultos mayores".

 

"Esos centros deben ser accesibles y libres de todo tipo de violencia o acoso. Las mujeres invierten unas cuatro horas y media por día en estos cuidados, por eso necesitamos estos espacios para incorporarnos a la economía al 100%", destacó.

 

En cuanto a la inclusión financiera, Balbo precisó que se busca que haya mayor acceso al crédito bancario.

 

"Hay un 40% de Pymes en el mundo que son propiedad de mujeres, pero sólo un 11% de los créditos llegan a esas empresas. Proponemos que haya créditos a medida de las mujeres pero que no sean obligatorios, sino que cada banco decida, como está sucediendo en muchos países", sugirió.

 

Sobre la inclusión digital, la enóloga y empresaria apuntó que debería haber banda ancha y acceso a Internet por igual.

 

"Hay un dato que me resulta interesante, y es que la Argentina no tiene brecha en cuanto a posesión de aparatos digitales. Las mujeres tienen teléfonos igual que los hombres, pero en general sólo usan 2G, mientras que los hombres se manejan con 4G, y eso las deja afuera de muchas cosas", afirmó.

 

"Pedimos que haya acceso a esta tecnología última y a la identificación biométrica, para que los celulares se activen con huella digital o reconocimiento de rostro y el marido o los hijos no puedan acceder", graficó.

 

 

En cuanto a la inclusión de la mujer rural, detalló que en Argentina el 40% de las mujeres vive en zonas rurales y sólo el 25% tiene trabajo registrado.

 

"Las mujeres rurales representan un tercio de la población mundial. El 50% de la producción de alimentos pasa por sus manos. Además, tienen un rol fundamental en la sustentabilidad de la tierra, la familia y el tejido social. Mejorando su situación, podríamos aumentar hasta un 30% la producción global", afirmó.

 

Asimismo, Balbo señaló que la brecha salarial de género sigue siendo un problema en muchos países: "Pedimos igual remuneración para igual responsabilidad. Si hubiera estadísticas de salarios por género, habría más equidad", aseguró.

 

Comentó el caso de la India, donde funciona la estadística desagregada por género y se logró disminuir la brecha salarial en un 47%.

 

"Se logró una disminución de casi la mitad sólo con implementar estadísticas desagregadas y cambios tecnológicos", ejemplificó.

 

Consultada sobre sus expectativas en cuanto a la inclusión de estas medidas en el documento final del G20, Balbo señaló que "los centros de cuidado, la disminución de las diferencias salariales y los créditos con visión de género podrían incorporarse sin problemas".

 

"Entiendo que esos puntos no generarían inconvenientes para ninguno de los países que participan de la cumbre. Si se incluyeran, sería todo un éxito", se esperanzó.

 

Y completó: "En la foto del G20 sólo vemos a Christine Lagarde y Angela Merkel. Tenemos que trabajar para que en la próxima foto haya más mujeres".