Lo dijo el jefe de la Policía Federal, Nestor Roncaglia. Cargó además contra el juez que declaró inconstitucional la normativa.

El jefe de la Policía Federal Argentina (PFA), Néstor Roncaglia, aseguró hoy que la reglamentación para el empleo de armas de fuego dictada por el Ministerio de Seguridad de la Nación "no es una licencia para matar" sino un conjunto de "pautas" para que las fuerzas federales sepan como actuar frente al delito.
 
En diálogo con radio La Red, el jefe policial consideró además que el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño, Roberto Gallardo, que declaró "inconstitucional" la normativa, no tiene jurisdicción para decidir sobre su aplicación en el ámbito de las cuatro fuerzas federales de seguridad.
 
"Esto no es una licencia para matar, no es una legitimación de matar a cualquiera (...) El que se coloca en situación de recibir disparos es el delincuente, el policía no tiene una mente criminal para salir a matar", expresó el jefe de la PFA.
 
Roncaglia explicó que se trata de cumplir con la función policial: "Es la función que tenemos, sabemos que el delincuente sale armado, que está pensando que puede amenazar, intimidar y seguramente esta dispuesto a utilizar el arma y matar a terceros o a policías. Tiene que saber que el policía puede usar el rama y el policía saber en qué momento puede usarla y no dudar porque sino muere".
 
El jefe policial agregó que la resolución firmada por la ministra Patricia Bullrich "es un compilado de diversas imposiciones que todas la fuerzas tenían en cuanto al uso de las armas". 
 
 
"Lo que el ministerio hizo fue sistematizar y marcar pautas de intervención obligatorias para las cuatro fuerzas federales. Es importante los para los funcionarios tener pautas claras, muchas veces el policía se paraliza ante el hecho grave y no sabe qué hacer, piensa 'intervengo, disparo, me procesan' y en esa duda muere", continuó.
 
Roncaglia enfatizó que "el que se coloca en vereda de enfrente es el delincuente y tiene que saber que el policía le puede disparar " y añadió que "está claro que el que va a juzgar luego al policía o al delincuente va a ser un juez". 
 
Para el titular de la PFA, "la reglamentación va de la mano de la formación permanente del policía, al que el Estado le entrega un arma que puede utilizar porque está representando el imperio de la ley. El Estado tiene que ser fuerte frente a los delincuentes".
 
Consultado sobre el fallo del juez Gallardo, Roncaglia se limitó a decir que "en su jurisdicción tiene todo el derecho a resolver pero que en este caso es una cuestión de las fuerzas federales y no tiene incidencia ni fuerza de ley en la aplicación de la reglamentación".

 

Fuente: Télam