Evitar una nueva crisis cambiaria para continuar con la estabilización macroeconómica será uno de los principales objetivos del Ministerio de Hacienda y el Banco Central en 2019, un año en el que las elecciones agregan "ruido" a las variables económicas.

 

Así lo dejó entrever el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al admitir que el sector productivo atraviesa una "situación difícil", pero considerar que "la incertidumbre cambiaria" sería "peor".

 

El Banco Central puso en marcha el primero de octubre una política monetaria restrictiva, que mantendrá la base monetaria sin expansión al menos hasta junio de 2019, con lo que logró estabilizar el mercado cambiario.

 

El Gobierno mantiene así el tipo de cambio bajo control con una zona de no intervención oficial que está delimitada por dos bandas cambiarias que este miércoles 26 operarán en los 37,01 pesos para el dólar comprador y 47,89 pesos en la punta vendedora.

 

Frigerio dijo en declaraciones a un matutino porteño que frente a la incertidumbre el Gobierno decidió cambiar por una política fiscal y monetaria muy dura porque la prioridad "es no volver a la crisis que atravesamos durante los últimos meses".

 

A fines de abril había estallado una crisis cambiaria que duplicó el precio del billete verde en cinco meses, con la erosión de unos 12.000 millones de dólares de las reservas internacionales y la decisión del Gobierno de recurrir al auxilio del Fondo Monetario Internacional.

 

 

"Ahora, en la medida de lo posible, se espera que el Banco Central afloje el torniquete cuando entienda que no hay riesgo", dijo el funcionario al referirse al esquema de restricciones para el circulante de dinero con tasas que alcanzan el 59% anual.

 

"Es cierto que la situación es difícil para el sector productivo, sobre todo para las pymes por el acceso al crédito, pero no es menos cierto que la incertidumbre cambiaria es peor", enfatizó Frigerio, en declaraciones al matutino Clarín.

 

A su criterio, el Banco Central "tendrá sensibilidad para ir desajustando el torniquete en la medida que haya confianza de que no vamos a volver al lugar del que pudimos salir".

 

"Con las medidas del Banco Central y de Hacienda se pudo controlar y esas medidas generan una certidumbre que antes no existía", resaltó el ministro.

 

Fuente: NA