El detenido ex contador del matrimonio Kirchner, Víctor Manzanares, consiguió a última hora de ayer firmar una acuerdo de colaboración con el fiscal de la causa conocida como los cuadernos de las coimas, Carlos Stornelli. 

 

Para convertirse en arrepentido, Manzanares deberá esperar ahora a que el juez federal Claudio Bonadio homologue el acuerdo y lo acepte como imputado colaborador. 

Fuentes judiciales informaron que en su declaración ante Stornelli, Manzanares habló del ex juez Norberto Oyarbide y habría asegurado que el ex magistrado manipuló una pericia contable clave para sobreseer al matrimonio Kirchner en una vieja causa por presunto enriquecimiento ilícito. 

Manzanares declaró en el tramo de la causa en la que se investigan supuestas maniobras de lavado de dinero por parte del fallecido ex secretario presidencial, Daniel Nuñoz, y su entorno. 
Manzanares había declarado, como adelantó Telam, que el entorno de Muñoz movió mucho más que los 70 millones de dólares detectados por la Justicia. 

 


La declaración de Manzanares se dividió en dos tramos: el martes estuvo ante Stornelli por más de cuatro horas y ayer casi 11.

Fuente: Télam