El juez federal Sebastián Casanello procesó hoy al detenido empresario Lázaro Báez y a dos de sus hijos, Martín y Luciana, por nuevos hechos de lavado de activos vinculados a movimientos de dinero entre las firmas de grupo y la compañía M&P, por presunta venta de asfalto. El procesamiento al ya detenido dueño de Austral Construcciones se dictó con prisión preventiva por "lavado de activos agravado" y un embargo de 1.089.980.260 pesos, según la resolución a la que accedió Télam.

El procesamiento a Martín Báez fue sin prisión preventiva, al igual que el de Luciana, pero el mayor de los hijos varones del empresario está detenido por orden del Tribunal Oral Federal 4 en la causa donde ya es juzgado por otra parte de la causa de lavado de activos junto a su padre.

Además de Báez y dos de sus hijos, el juez procesó sin prisión preventiva a Guillermo Greppi, Walter Tallarico, Juan Javier Báez y Ester Fossati, entre otros.

Casanello embargó además a las empresas M&P SA, Catahu SA, Proydesa SA, Xhoris SA, Siembra y Comercialización de Granos SRL, Derelli SA, Kargen SA, Recaudaciones Computarizadas SA, Indigo SA, todas investigadas por las maniobras de supuesto lavado de activos.

También declaró en rebeldía a uno de los imputados, Iván Sandez, y ordenó su "inmediata captura".

Además ordenó nuevas citaciones a declaración indagatoria.
 
Fuente: Télam