Las razones para un encuentro reservado. Los ejes del discurso del Frente de Todos, el reparto de roles y la selección de imágenes para el próximo mes de campaña

 

En el asado que el miércoles 26 tuvo lugar en el quincho del intendente de Avellaneda no hubo grandes definiciones pero sí muchos gestos. Especialmente hacia el interior del flamante Frente de Todos. El primer mensaje fue para el anfitrión, uno de los jefes comunales más cercanos a Cristina Fernández, puntal y sostén del Instituto Patria y aún así, uno de los 'heridos' que dejó el armado de listas.

Hacía falta un lugar reservado, ajeno a ojos y oídos indiscretos, y la elección de la 'locación' fue una manera de reivindicar a un hombre propio que, según dicen, días atrás se fue enojado de las oficinas de la calle Rodríguez Peña. El motivo: si bien va por su reelección, a la cabeza del distrito quedó como precandidato a diputado provincial Emmanuel González. El dirigente no responde políticamente a Ferraresi, es de La Cámpora, obvio.

Según varios de los participantes, el otro 'mimo' fue para el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y para la dupla matancera Verónica Magario-Fernando Espinoza. Ellos y el resto de los intendentes tuvieron que aceptar que Axel Kicillof, otro de los convidados al asado, sea el precandidato. Junto con Cristina Fernández y Sergio Massa, que se volvieron a ver por tercera vez en dos semanas, conversaron durante varias horas y saldaron algunas rispideces. Es más, como Massa se fue antes a una comida con empresarios, los kirchneristas puros siguieron la charla a solas.

Un dato no menor es que para cuando sirvieron la comida ya la Junta Electoral partidaria había cumplido el pacto preexistente y se había dado de baja por distintas formalidades a la diversidad de listas que se presentaron en distintos municipios. Excepto en Moreno, donde el propio Máximo Kirchner habilitó una PASO contra Walter Festa, se le allanó el camino al resto de los intendentes del peronismo y del Frente Renovador que van por la reelección en el distrito bonaerense.

Alberto Fernández apunta contra Mauricio Macri en sus discursos (Prensa Máximo Kirchner)
Alberto Fernández apunta contra Mauricio Macri en sus discursos (Prensa Máximo Kirchner)
También se habló de estrategia electoral aunque sólo se acordaron algunas líneas generales. Los detalles los cierran otros interlocutores.

Lo que se dijo es que habrá más recorridas que actos y los principales actores, que en general se alternarán para ampliar la presencia en toda la provincia, serán Alberto Fernández, Massa, Kicillof, Magario y Máximo Kirchner. A veces estará Cristina Fernández aunque su participación se definirá después de que regrese de la visita que hará a su hija en Cuba en un viaje que iniciará este martes con fecha de regreso para el 10 de julio.

El primer resultado de la comida se verá en los próximos días: varios de los presentes transmitieron al resto del peronismo bonaerense lo que se conversó y finalmente comenzaron a organizar una de las fotos que falta, la de los intendentes del Conurbano con Axel Kicillof. Será el próximo miércoles 3 de julio en La Plata, en un encuentro de intendentes convocado especialmente para mostrarle su respaldo.

Axel Kicillof recorrió San Antonio de Areco junto al intendente Francisco ‘Paco’ Durañona
Axel Kicillof recorrió San Antonio de Areco junto al intendente Francisco ‘Paco’ Durañona
Comunicación, redes y campañas

En paralelo y ya desde la conformación del Frente de Todos, que sellaron Alberto Fernández y Massa en México 337 hace un par de semanas, los respectivos equipos y voceros empezaron a comunicarse personalmente y vía whatsapp. Varios se conocen desde hace años lo que les facilita el contacto. El que en ocasiones les complica la tarea es el precandidato que se asume como jefe de campaña y coordina sin avisar parte de su agenda. El lunes de la semana pasada sacó turno para ir a la peluquería, organizó una entrevista en Radio con vos y arriba de su auto, solo, hizo todo el recorrido. Además de negarse a cambiar su rutina, Fernández dio una indicación: que cada cual mantenga su autonomía y perfil.

Los integrantes de los respectivos equipos (Fernández, Fernández, Massa, Kicillof y Magario) hablaron sobre coordinar agendas y viralizaron los mismos spots. Con una campaña más intensa no siempre lograrán su objetivo en cuanto a actos se refiere. Así fue este sábado cuando CFK acaparó la atención en el Chaco pero Fernández, con sus declaraciones contrarias al acuerdo del Mercosur y la Unión Europea, le ganó por primera vez a su ex jefa la cobertura nacional.

De todos modos a Cristina Fernández le preocupaban otras cosas en su visita a Resistencia. La primera era concentrar la atención durante 48 horas en esa provincia. Y también hacer equilibrio entre su favorito, Jorge Capitanich, y su adversario el gobernador Domingo Peppo. Sorprendió a todos que saliera airosa y a contramano de su propia historia política no manifestara en público su preferencia: el viernes en el Aeropuerto recibió de manos de Peppo la declaración de ciudadana ilustre. Le agradeció, no lo tuteó y lo llamó "gobernador". Hizo lo mismo con Capitanich que también llegó con una declaración municipal. En privado sí se permitió marcar diferencias y cenó con su amigo y ex jefe de gabinete a quien un rato antes le decía "intendente".

Al día siguiente, ayer sábado, otra vez se guardó sus sentimientos. A pesar de molestias no expresadas más que en off, Capitanich y Peppo se sentaron en la primera fila. Uno quedó de un lado del pasillo central y el otro, del otro lado. Aplaudieron a Cristina Fernández a menos de un metro de distancia. uno del otro En agosto competirán como precandidatos a senador nacional y en septiembre los dos quieren ir por la gobernación. Capitanich es el único que cuenta con el apoyo de Cristina mientras que Alberto Fernández habla con los dos.

Domingo Peppo se sentó de un lado del pasillo y su adversario Jorge Capitanich, del otro lado
Domingo Peppo se sentó de un lado del pasillo y su adversario Jorge Capitanich, del otro lado
Como lo hizo en Chaco, CFK seguirá presentando Sinceramente en otras provincias aunque está lejos de poder completar el mapa antes de las PASO. Al ritmo que lleva tampoco lo haría antes de octubre. Podría quizás incursionar con el mismo formato en grandes ciudades bonaerenses aunque en el Conurbano se adaptará a las actividades que organicen los jefes comunales y no iría con su libro.

Alberto Fernández seguirá viajando por el país y tras el acto en Tortuguitas con el gremio de SMATA arranca con Buenos Aires. El próximo miércoles iría a Mar del Plata a respaldar a Fernanda Raverta como precandidata a intendenta. Es diputada nacional, ex Movimiento Evita y actualmente referente de La Cámpora. En Mar del Plata el Frente de Todos es oposición y el gobierno de María Eugenia Vidal concentra allí muchos de sus esfuerzos.

El viernes Fernández volvió entusiasmado de Misiones donde lo recibieron los tres hombres fuertes del poder local: Carlos Rovira, presidente del Poder Legislativo desde hace doce años; el gobernador Hugo Passalacqua y su sucesor electo, Oscar Herrera Ahuad. Tan entusiasmado volvió que en el vuelo de regreso empezó a planear una reunión donde junte a todos los gobernadores. Esa será su postal de campaña para mostrar dónde y cómo apoya sus espaldas en casi todo el territorio nacional.

En cuanto al discurso, los neokirchneristas no quieren referirse a Miguel Ángel Pichetto por quien en cada entrevistas les consultan. "No vamos a hablar de la fórmula", dicen mientras se enfocan en las pymes, la caída de la actividad económica, los despidos, la pobreza y la futura gobernabilidad. Las imágenes buscarán reforzar ese discurso y mostrarán también al precandidato a presidente rodeado de gente, no solo de dirigentes, y muchas veces con trabajadores: obreros, barrenderos, taxistas, empleados de fábricas y mozos y pizzeros ya son algunas de las fotos que se sacó.

En el discurso ante afiliados de SMATA y militantes peronistas, junto a Ricardo Pignanelli, Verónica Magario y Máximo Kirchner se concentró en esos temas y en su adversario. "Macri no nos mienta más", reclamó al apuntar permanentemente contra el actual presidente de la Nación a quien mencionó varias veces por su nombre y apellido.

El plan del Frente era presentar este sábado las boletas en color celeste y blanco con un toque de azul diseñadas por el 'comando nacional'. Finalmente el borrador se presentará este lunes ante la Justicia Electoral y el definitivo estará en diez días.

Además se montó un estudio fotográfico en el Instituto Patria donde se invitó a posar a quienes encabezan las listas de senadores, diputados, legisladores y quienes van en primero y segundo lugar en las comunas porteñas. Mariano Recalde, precandidato a senador, fue uno de los que ya posó. Se les sugirió ir vestidos con colores claros y evitar los estampados. Pocos hicieron caso: Fernando 'Pino' Solanas llevó saco sobre un pullover claro como es habitual en él; la joven Ofelia Fernández llegó con un enorme buzo verde y otros eligieron camisas blancas o hasta azul oscuro, casi negro. No hubo estampados, al menos en eso demostraron haber escuchado el consejo. Las imágenes se usarán en las boletas, redes sociales, flyers y campaña en la vía pública.

Matías Lammens, precandidato a jefe de gobierno, avisó que ya se había sacado fotos en un estudio y las mandó mientras que a los precandidatos del interior se les enviaron especificaciones técnicas además del 'borrador' de la boleta a presentar.

Fuente; Infobae