En la jornada de hoy culminó el escrutinio definitivo de las elecciones generales celebradas el pasado 27 de octubre. El conteo ratificó la victoria electoral de Alberto Fernández.

 

La Cámara Nacional Electoral determinó que Fernández obtuvo 12.942.183 de votos y 48,24% del padrón electoral frente a los 10.805.634 de votos y el 40,28% del padrón logrado por Mauricio Macri y su coalición Juntos por el Cambio a nivel nacional.

 

En Chaco, Fernández se impuso con el 55,73% a Macri 35,58% y casi no hubo diferencias con el escrutinio provisorio. Fernández subió 5.495 votos y Macri aumentó 3.213 votos.

 

Los números del primer recuento en la provincia habían sido de 55% del Frente de Todos contra el 35,68% de Juntos por el Cambio.

 

El gran caudal de votos para el electo presidente se intensificó en las territorios del norte. En Formosa, Catamarca. Jujuy (que está gobernada por la Coalición Juntos por el Cambio), Tucumán, Salta, La Rioja y Santiago del Estero, el candidato del Frente de Todos logró un triunfo apabullante a Macri. 

 

Son provincias que, separadas, tienen poco impacto electoral, pero que juntas reúnen un caudal que no es despreciable. Por ejemplo, en Formosa Fernández derrotó a Macri por 65,41% a 28,24%, y en Tucumán por 57,78% a 33,91%.

 

Distinta fue la situación en Córdoba, ya que casi no se modificaron los números del escrutinio provisorio. Macri se impuso con el 61,31% sobre Fernández, que obtuvo 29,21% de los sufragios. El candidato de Juntos por el Cambio obtuvo 1.394.104 votos en la provincia mediterránea, 15.270 más que en el conteo preliminar.

 

 

En Mendoza tampoco hubo casi variaciones respecto de los resultados computados en el conteo provisorio. Macri ganó con el 50,1% al conseguir 576.493 votos (9.050 más que en el provisorio), y logró así en la provincia gobernada por el radical Alfredo Cornejo imponerse por 12,27 puntos sobre Fernández.

 

Mientras tanto, en Santiago del Estero, una provincia con larga tradición peronista, el Frente de Todos amplió su diferencia al obtener 74,95% en el escrutinio definitivo, ante la fórmula de

 

Juntos por el Cambio, que sacó 18,37%. Si bien Macri sumó 2.672 votos más en el conteo final, logró en total 340.557 votos menos que Fernández, quien sumó 12.725 sufragios en el escrutinio definitivo respecto de lo conocido el domingo 27.

 

Entre Ríos fue un caso atípico en los comicios generales. Se trata de una provincia gobernada por el justicialismo que fue derrotado por escaso margen. Los datos finales indican que Macri se impuso por 1.074 votos (390.956 a 389.882) y que la coalición oficialista obtuvo dos bancas para la Cámara alta ya que en esta votación el Gobierno también ganó por apenas 1.046 votos (383.799 a 382.753). 

 

 Fernández subió 5.495 votos y Macri aumentó 3.213 votos.

 

Fuente: Infobae