Con el objetivo de “profundizar la implementación de políticas de descentralización y federalización, acercar la gestión y asuntos de gobierno a todo el territorio nacional”, el Gobierno busca declarar 30 ciudades como “capitales alternas”, durante los próximos cuatro años. Estas serían unas 30 ciudades. En Chaco, sería Sáenz Peña. 

 

El proyecto será enviado en las próximas horas al Congreso a la espera, por parte de Alberto Fernández, de su aprobación. Es que, la conformación del denominado “gabinete federal”, fue una promesa de campaña del presidente, que se vio truncada por otras diligencias que debió atender en los primeros días de gestión. 

 

Uno de los puntos del proyecto establece la realización, cada 30 días, de reuniones de gabinete en distintos puntos del país, dicha convocatoria quedará en manos del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. En tanto, la coordinación y el plan de trabajo que resulte lo liderará el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, según publicó hoy La Nación.

 

Uno de los artículos establece la federalización de la gestión nacional algo que se logrará, en teoría y según el artículo 6, a partir de la descentralización de organismos del Estado nacional. Se agrega, además, la radicación definitiva de dependencias de Nación en el interior del país “a fin de acercar la gestión y los asuntos de gobierno a todo el país conforme a las potencialidades o problemáticas de las diversas regiones que lo componen".

 

Bajo dicho panorama, Alberto Fernández se comprometió a visitar todas las capitales alternas, según mencionó La Nación, en un lapso de dos años. 

"De acuerdo con el principio fundamental del federalismo todas las provincias deben hallarse en igualdad de condiciones. Sin embargo, una de las características de nuestro país es, justamente la existencia de importantes desigualdades entre sus regiones. Dichas asimetrías territoriales deben ser objeto de políticas públicas que busquen su superación", argumentó el Presidente en la iniciativa.

 

Y agregó: "La articulación de las funciones entre la Nación, las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las ciudades y municipios de la Argentina debe buscar garantizar la igualdad en los niveles de prestación de servicios públicos, equipamientos e infraestructuras. Al mismo tiempo, se debe procurar acercar el Gobierno a las realidades de las diversas jurisdicciones, así como también, impactar positivamente en las economías regionales".

 

El proyecto, que en la Casa Rosada descuentan tendrán el respaldo de la oposición, se inspiró en uno que impulsó hace 20 años el exgobernador cordobés José Manuel de la Sota. Al igual que ese año, la ciudad elegida en Córdoba es Río Cuarto, que se transformó en la primera ciudad en ser calificada como capital alterna.

 

Durante la presentación del proyecto, en septiembre último, el Presidente explicó que "crear en cada provincia una capital alterna obliga al gobierno nacional a trasladarse una vez por mes ahí, y escuchar 'in situ' los problemas". Y remató: "Una cosa es ver estadísticas y otra es ver y escuchar a la gente, porque uno puede entender verdaderamente la dimensión del conflicto".

 

El listado completo de las Capitales Alternas de la República Argentina:

 

Buenos Aires: La Matanza y General Pueyrredón.

 

Catamarca: Tinogasta

 

Chaco: Presidencia Roque Sáenz Peña.

 

Chubut: Comodoro Rivadavia.

 

Córdoba: Río Cuarto.

 

Corrientes: Goya.

 

Entre Ríos: Concordia.

 

Formosa: Formosa

 

 

Jujuy: San Pedro de Jujuy.

 

La Pampa: General Pico.

 

La Rioja: Chilecito.

 

Mendoza: Guaymallén.

 

Misiones: Oberá.

 

Neuquén: Cutral Có.

 

Rio Negro: San Carlos de Bariloche.

 

Salta: Orán.

 

San Juan: Caucete.

 

San Luis: San Luís

 

Santa Cruz: Caleta Olivia.

 

Santa Fe: Rosario.

 

Santiago del Estero: La Banda.

 

Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur: Río Grande.

 

Tucumán: Monteros

 

 

Fuente: Con información de La Nación.