El presidente Alberto Fernández dio un sorpresivo giro en su opinión respecto del Memorándum con Irán, que firmó el gobierno de Cristina Kirchner en 2013:

pasó de considerarlo un delito de la entonces jefa de Estado para encubrir el ataque a la AMIA, ocurrido hace 26 años, a decirle a una agrupación judía estadounidense que se trató de un intento por destrabar la causa y por "encontrar una solución".

En una entrevista con el periodista Nelson Castro, emitida por el canal TN en 2015, el por entonces ex jefe de Gabinete afirmaba: "Creo que Cristina dejará su gobierno con dos máculas indudables, que son haber hecho dictar dos leyes para protegerse penalmente de dos delitos cometidos: el primero, el encubrimiento a (Amado) Boudou, estatizando Ciccone, y el segundo, el haber hecho aprobar por ley el tratado con Irán, que es definitivamente un acto de encubrimiento".Ahora, en una conversación grabada con el American Jewish Committee, el Presidente justificó el pacto con Irán: "Cuando se buscó un acuerdo, que yo critiqué mucho, en el fondo fue un intento de destrabar y encontrar una solución".El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff, dijo este jueves, en una entrevista con Cadena 3, que se siente "asqueado" por el cambio de postura del mandatario nacional.

"Más grave aun son dos columnas que él escribió. Una se titula 'Hasta que el silencio aturda a la presidenta": es un compendio de argumentaciones jurídicas, con las que explica por qué cree que es un delito el memorándum con Irán", afirmó Wollf.

"Hay otra peor, que se titula 'Por algo será', que hizo en 2015. Escribió que el gobierno de Cristina persiguió a los que pensaban distinto en la causa de Nisman y del memorándum, como los genocidas lo hacían con sus víctimas en la última dictadura", continuó.

Estas dos columnas las escribió frente a una computadora. No es un tema menor: es sumamente grave. Me tiene preocupado y, en lo personal, asqueado.
Consultado acerca de si está la vicepresidenta detrás de las últimas expresiones de Alberto Fernández, el legislador nacional respondió: "No sé si esto es de parte de Cristina o no. De todas maneras, es un tema menor. El responsable es él".

Condena al terrorismo

En la misma entrevista con el American Jewish Committee, el presidente Alberto Fernández dijo este jueves que "el terrorismo no tiene lugar para convivir en un sistema democrático, ya que es una lógica inaceptable e inadmisible" y afirmó que "debe ser perseguido y castigado porque altera la convivencia democrática".

"Tenemos que ser inflexibles con el terrorismo venga de donde venga. No lo podemos tolerar", afirmó el mandatario en una charla con Dina Siegel Vann, directora del citado comité, que era transmitida por FM JAI, al cumplirse el sábado 26 años del atentado extremista a la AMIA.

En ese sentido, el jefe de Estado señaló: "Argentina es un país que congrega a la segunda comunidad más grande de judíos fuera de Israel, y para nosotros hay una hermandad muy fuerte con esa comunidad".

Asimismo, destacó: "Tenemos una deuda de la democracia para con la Argentina, porque allí quedaron impunes autores de un hecho tremendo, y han pasado décadas y la memoria nunca se ha borrado".

Sobre el estatus actual de la causa AMIA, el Presidente afirmó: "Tenemos la dificultad de que la Justicia argentina se encontró con que el gobierno iraní nunca accedió a extraditar a los acusados". Y subrayó que "la comunidad internacional no puede convivir con el terrorismo, porque eso altera la convivencia democrática y se lleva víctimas inocentes".

En cuanto a la adopción argentina de la definición de "antisemitismo", el jefe de Estado ponderó: "Lo hicimos porque es lo que la inmensa mayoría de los argentinos piensa, porque cada uno respeta la religión, el culto, y el origen del otro. Yo quiero una Argentina vinculada a las libertades del otro".

El atentando a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido el 18 de julio de 1994 en la Ciudad de Buenos Aires, dejó un total de 85 muertos y 300 heridos.

El American Jewish Committee es una organización mundial que trabaja en la defensa de la comunidad judía junto con gobiernos, cuerpos diplomáticos y líderes internacionales. Su objetivo es combatir las expresiones antisemitas y extremistas, y defender y salvaguardar los derechos y libertades de las personas.

Entrevista de "Informados, al regreso".