Desde el inicio de la pandemia por coronavirus se sabe que el R es uno de los números que los gobiernos miran de cerca para definir los pasos a seguir en el manejo epidemiológico de la situación y delinear las políticas sanitarias a seguir.

 

La tasa de contagio se traduce en una estimación del número de personas que cada persona enferma puede infectar en un período de tiempo determinado.

En la Argentina, los especialistas además siguen la ocupación de las camas de terapia intensiva y la tasa de duplicación de casos.

 

Una reciente publicación del Imperial College de Londres da cuenta de que el país tiene el R más alto de la región.

 

Con un valor de 1,3, la Argentina se encuentra -según la universidad inglesa- por encima de países como Colombia (1,22), Perú (1,05) y Brasil y Ecuador, que tendrían un R de 1,01.

 

Cabe aclarar que el vecino país contabiliza a la fecha más de dos millones 200 mil casos de coronavirus y se encuentra por debajo sólo de los EEUU en el ranking mundial.

 

El país carioca se vincula con Ecuador, donde la epidemia de COVID-19 está creciendo al mismo ritmo. En la región, sólo la Argentina y Colombia tienen una tendencia de crecimiento más acelerada, según la publicación.

 

En la región, sólo Chile mostró una disminución en el número de casos nuevos de la enfermedad y registró en la última semana, un número R igual a 0.027. La tendencia venezolana es identificada como "incierta" por los investigadores.

 

El informe del Imperial College London se actualiza semanalmente y analiza datos de 53 países con transmisión activa del coronavirus.

 

El R es el número de nuevas infecciones esperadas cada ocho días, es decir, cuando una ciudad tiene un R 2, la estimación es que una persona infectada transmitirá la enfermedad a otras dos personas dentro de ese período de ocho días.
 
Este valor cambia según las variables consideradas en el modelo: la duración de la infecciosidad (cuanto más largo es el período en que alguien permanece enfermo, mayor es la posibilidad de transmitir) la oportunidad (con cuántas personas se relacionará el infectado en el período) y la probabilidad transmisión y la susceptibilidad del individuo.
 
"Hay muchas maneras de calcular el R, la cifra que manejamos hoy es de 1,06 para el total del país, y lo principal es que depende de los datos que se incluyan en el modelo matemático y de qué días se calculan también", informaron a Infobae fuentes del Ministerio de Salud. Y aclaró que en la Argentina "se toman los 10 días previos, para tener el mejor dato".
 
Por su parte, el médico infectólogo Eduardo López coincidió en que "cómo se mide es clave, ya que es un análisis estadístico".
 
"Me parece arriesgado porque está muy lejos de los valores que nosotros manejamos", opinó el especialista que integra el comité de expertos que asesora al Gobierno en la pandemia. Y tras reconocer que "Brasil tiene una curva amesetada, mientras la Argentina está en ascenso", aclaró que la progresión del número de casos "no tiene nada que ver con el R".
 
Para López, "hay que estar seguros de que se haya analizado el mismo periodo de tiempo y utilizado el mismo modelo matemático para poder hablar de la validez de ese estudio".
 
Y finalizó: "Hay que calcular la distribución geográfica, edad, tiempo de incubación, sexo, entre otras variables porque, además, el R se mueve muy rápido".
 

Fuente: Infobae