La protesta se realizó en el Obelisco, la Quinta de Olivos, Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata, Mar del Plata y Bariloche, entre otros lugares. Hubo consignas contra la reforma judicial, inseguridad y corrupción.

 

Manifestantes opositores se concentraron este domingo en el Obelisco porteño y en distintas ciudades del interior del país en un nuevo "banderazo" con consignas en contra del Gobierno nacional, en medio de la disputa por la coparticipación de recursos entre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires.

Con banderas argentinas y cacerolas, los manifestantes se movilizaron en ciudades como Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata, Bariloche, Mar del Plata y frente a la Quinta de Olivos, entre otros puntos.

Se sintió en el país el mayor banderazo contra el Gobierno
"Banderazo, contra la reforma judicial, la falta de seguridad y el atropello del Gobierno a la Constitución nacional", tuiteó el diputado radical Álvaro de Lamadrid, en tanto que su par del PRO, Fernando Iglesias, publicó una imagen suya dirigíéndose en auto a la concentración en el Obelisco.

El "banderazo" se gestó a través de las redes sociales con el hashtag #13STodosALasCalles, y se viralizó rápidamente con una agenda de demandas a favor de "la República" y "por la Constitución Nacional, la libertad y la justicia".

También se vertían reclamos contra "la liberación de presos K", contra "la impunidad y la corrupción".

"Vine porque no quiero que mis hijos vivan en Venezuela. Que no atropellen la Justicia. Que nos dejen caminar con libertad. Soy de la provincia y me gusta la Ciudad de Buenos Aires", expresó una mujer, vertiendo alguna de las variadas consignas.

En ese sentido, resaltó: "Quiero que la provincia sea como la Ciudad y no la Ciudad como la Provincia".


Los manifestantes cordobeses se concentraron frente al Patio Olmos.
La protesta comenzó a cerrarse al caer la noche, aunque algunos manifestantes persistían en los bocinazos, cuando las luces callejeras ya dominaban la escena.

Si bien la manifestación en la Ciudad de Buenos Aires transcurrió con normalidad, se registraron incidentes menores con dos periodistas a los que insultaron por ser "militantes kirchneristas".


La situación se vivió cerca de las 17, cuando personal de la policía Metropolitana tuvo que escoltarlos para que se retiraran de la zona de la protesta, dado que algunos de los manifestantes intentaron a agredirlos físicamente.

De esta manera, el Gobierno fue el foco de una nueva movilización luego de la multitudinaria marcha del #17A, que se transformó en el mayor banderazo contra el Ejecutivo nacional desde que comenzó la cuarentena por la pandemia del coronavirus, el pasado 19 de marzo.

Informe de Ariel Rodríguez.