Con el impacto de las mayores restricciones cambiarias sobre la mesa y una brecha que se amplió cada vez más en lugar de tender a disminuir, el equipo económico está decidido ahora a cambiar de dirección en la política de control del dólar contado con liquidación (CCL), tal como anunció la semana pasada, ante los empresarios en el 56° Coloquio de IDEA, el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"El blue y el CCL no importan de forma directa, pero sí por las expectativas. Esos tipos de cambio están en valores que no representan la realidad de la Argentina", aseguró.

Según confirmaron fuentes oficiales a Infobae, entre hoy y mañana se anunciarán medidas para flexibilizar los controles en ese mercado. Concretamente, apelarán a una reducción y/o eliminación de los "parkings" que hoy rigen en este mercado. Por un lado, habrá cambios en el plazo que hoy está vigente –5 días hábiles para residentes y 15 para no residentes– entre que el inversor compra bonos con pesos y luego quiere venderlos para hacerse de dólares. Por otro, también se modificaría el plazo de 90 días que hoy existe para la compra de dólares en el CCL y en el mercado oficial. Actualmente, alguien que compró en el oficial tiene que esperar tres meses para operar en el CCL.

Para el Gobierno, será avanzar en una estrategia completamente opuesta a la que había adoptado hasta el momento, más acorde a lo que Guzmán había sugerido desde un principio: liberar los controles e ir generando incentivos para ahorrar en pesos. De hecho, la semana pasada Economía anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso que contiene exenciones impositivas para activos en pesos indexados y otros destinados a inversiones productivas, y se está trabajando para anunciar esta semana el envío de otra iniciativa al Parlamento para darles ventajas en materia tributaria a instrumentos de inversión en el sector de la construcción.

A su vez, y como parte de este camino de reconstrucción de la confianza que busca generar el Gobierno, hoy se puso en marcha el inicio formal del Consejo Económico y Social (CES) mediante un encuentro del que participaron los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, junto a un centenar de dirigentes gremiales y empresarios, en el que se definieron los diez puntos de consenso sobre los que se trabajará y el inicio de las mesas sectoriales, según informó la cartera productiva mediante un comunicado.

El ministro Kulfas explicó los diez principales puntos de consenso, que serán "la hoja de ruta que nos permitirá volver a crecer" y aseguró que la conformación de este ente tripartito entre Estado, empresarios y trabajadores es una "apelación a que construyamos políticas públicas para volver a poner a la Argentina de pie". "Estamos planteando que la única salida de la crisis es un proyecto de desarrollo. Ya probamos muchas recetas en la Argentina pero no dieron resultados. Esta mecánica de diálogo social es el único método que tenemos", aportó Moroni.

Durante el encuentro, además, se acordó que la primera mesa sectorial será el próximo 22 de octubre con representantes de la industria metalmecánica y automotriz. El lunes 26 se reunirá la mesa sectorial de la construcción; el 29 de este mes los sectores textil, indumentaria, calzado y cuero; y el 30 será el turno de la industria alimenticia. Kulfas aclaró que esas son las primeras cuatro reuniones, pero en los próximos días se anunciará un cronograma para el resto de los sectores que aún no fueron convocados.

Los 10 puntos que planteó el ministro Kulfas para la reactivación productiva, y que ya viene adelantando desde hace tiempo, son los siguientes:

-Necesidad de exportar más.

-Ningún sector productivo sobra: todos son importantes.

-Mercado interno versus mercado externo es una falsa antinomia.

-No hay futuro sin políticas productivas.

-Ninguna política productiva será sustentable si no piensa en la dimensión ambiental.

-Una macroeconomía estable ayuda al desarrollo productivo.

-Si no se mejora la productividad, no bajará ni la pobreza ni la desigualdad.

-Una buena política productiva debe reducir las brechas de género.

-La apertura comercial no es un fin en sí mismo, sino una herramienta que debe ser utilizada de manera inteligente.

-Toda política de desarrollo productivo debe ser una política de desarrollo regional.

De la reunión participaron Héctor Daer (CGT), Miguel Acevedo (UIA), Hugo Yasky (CTA), Iván Szczech (Camarco); José Martins (Consejo Agroindustrial); Edgardo Llanos (APA); Marcelo Fernández (CGERA); Sergio Candelo (CESSI); Marco Meloni (Mesa de Unidad PyME); Silvia Martínez (CINA); Juan Ciolli (MNU- CEEN); Carlos Magariños (Cámara Argentina de Energía); Guillermo Moretti (Federación Industrial de Santa Fe); Alberto Carlocchia (CAEM); Graciela Fresno (FEHGRA) y Daniel Funes de Rioja (COPAL).

"Es alentador lo que escuchamos. Confirmo cada uno de los puntos expuestos, especialmente lo de intentar terminar con la antinomia campo-industria o trabajar tanto para las pymes como para las grandes. Hay espacio para crecer y acá es donde tenemos que buscar los consensos y seguir adelante", planteó Acevedo. Mientras que Daer sostuvo: "Van a contar con la CGT y todo el movimiento obrero sentados para construir esa Argentina que tiene que terminar con la pobreza".

Fuente: Infobae